Antonio Soto, PRD, Congreso, Michoacán
El líder parlamentario perredista recordó que, en lo político, esta generación quedará en la historia como aquella a la que tocó la gestión de la pandemia (Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- En México queremos un país de instituciones, no de caudillos, ya que sólo así venceremos la adversidad y construiremos un Michoacán y México grande, próspero y feliz, subrayó el diputado Antonio Soto Sánchez, coordinador del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática en la LXXIV Legislatura del Congreso del Estado.

Durante el segundo informe de labores de la y los diputados perredistas, con la presencia del secretario de Gobierno, Carlos Herrera, el fiscal General del Estado, Adrián López Solís, la Presidenta de la Mesa Directiva en el Congreso del Estado, Brenda Fabiola Fraga, el presidente de la Junta de Coordinación Político Poder Legislativo, Javier Estrada y empresarios, alertó que hoy en México se vive un fuerte embate contra la democracia incipiente e inacabada que, con todos sus defectos, había tomado ya más de treinta años construir.

En el informe que se transmitió a través de redes de sociales, expresó que “la división de poderes, el federalismo; los órganos autónomos y otras instituciones que tienen por objeto, el control del poder económico y político, hoy están en riesgo al igual que –tenemos que decirlo- la democracia misma”.

El líder parlamentario perredista recordó que, en lo político, esta generación quedará en la historia como aquella a la que tocó la gestión de la pandemia, sin que se pueda culpar a nadie del origen de ésta, pero subrayó que quienes cumplen una función pública en este momento, si estarán obligados a rendir cuentas por los enfermos y muertos, el deterioro económico, social y político y todo lo que tenga que sufrir esta generación y las futuras debido a sus acciones u omisiones.

(Foto: Cortesía)

“Hoy que escuchamos al presidente de la república decir que todo marcha bien, nosotros vemos un panorama diferente, otra realidad devastadora, allí están las cifras, un deficiente sistema de salud pública; nuestro federalismo fracturado con el rechazo abierto de varios gobernadores a ese afán de centralizar poder, recursos y dinero en la administración federal; subejercicio en medicamentos, más de 10 mil desaparecidos en lo que va de la gestión, fuga de capitales y un precario equilibrio en las tasas de referencia para retenerlos, entre otros de una larga lista”.

Ante el dirigente estatal y secretaria general del PRD, Víctor Manríquez y Silvia Estrada, así como coordinadora de los presidentes municipales, Eli Garduño y vicecoordinador de Grupo Parlamentario del sol azteca en el Congreso de la Unión, subrayó que combatir la pandemia y sus efectos en democracia es responsabilidad colectiva, y afirmó que la fracción parlamentaria del PRD en el Congreso del Estado actuará en consecuencia.

“Muchos podemos hacer y ayudar para disminuir los contagios, la enfermedad y muerte; mantener en pie a las empresas existentes y a sus trabajadores; orientar recursos legales, administrativos, económicos, humanos y materiales para enfrentar los efectos sanitarios, económicos, sociales, políticos y culturales, producto de la actual contingencia”.

Aseguró que la y los legisladores del PRD no le van a quedar mal al pueblo, sin adjudicarse toda su representación, sin calificar como enemigo de éste al que no piense como nosotros, “somos parte de una sociedad diversa y plural”.

Boletín/R