vacuna , covid , regalo , cumpleaños
Ariana Lizeth reveló que en su rostro quedarán para siempre las marcas, de aquellas personas que egresaron por mejoría de dicho hospital y en cuya atención participó (Foto Cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- La vacuna contra el Covid-19 fue, además de esperanza de vida para continuar en el combate a la emergencia sanitaria, un regalo de cumpleaños para Ariana Lizeth Gaona Guillén, adscrita al Hospital General de Zona (HGZ) No. 83 en el turno nocturno.

“Ayer recibí la vacuna y hoy cumplo 41 años, por lo que esta fecha nunca la voy olvidar”, expresó.

Con 10 años de desempeñarse como enfermera general dentro del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Michoacán, aseguró sentirse orgullosa de su institución y de haber sido la primera persona en el estado en recibir la vacuna.

“Es algo histórico y representa un orgullo y un alto compromiso para mí, para seguir desempeñándome con pasión y con entrega, al servicio de todos los pacientes del IMSS, pero en especial, de los que se encuentran en el área Covid del HGZ No. 83 ‘Camelinas Morelia’», aseguró.

Egresada de la Escuela de Enfermería de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), madre de dos hijas estudiantes de secundaria y esposa de un trabajador de servicios funerarios, Ariana Lizeth reveló que en su rostro quedarán para siempre las marcas, no del Equipo de Protección Personal, sino de aquellas personas que egresaron por mejoría de dicho hospital y en cuya atención participó.

Al recordar el estado crítico de los pacientes intubados, “en donde sufrimos al igual que ellos”, expuso la gravedad de la pandemia, así como las repercusiones en la salud, sociales y económicas en una población que se resiste aún a acatar las medidas sanitarias, lo que repercute en saturación de los servicios.

Para ella el mayor reto al que se ha enfrentado en su vida profesional es este: atender pacientes Covid, por lo que convocó a la sociedad michoacana a seguir con la prevención a través del uso de cubrebocas, lavado constante de manos y aplicación de gel antibacterial, guardar la sana distancia y resguardarse en casa lo más posible, para cortar la cadena de contagios.

“Al final del túnel se advierte ya una luz de esperanza para todo el mundo con la vacuna, pero después del Covid-19 la humanidad ya no será la misma, puesto que debemos de aprender que la prevención de enfermedades, sobre todo las crónico degenerativas, será una situación fundamental para que una epidemia o pandemia cause menos estragos en la población”, advirtió.

De igual forma, comentó que otro motivo de orgullo al ser parte de la Familia IMSS, es contar con un espacio laboral y recibir el manto protector del águila del logo símbolo institucional.

“Por lo mismo, yo no acostumbro a hablar mal de la institución”, y a la vez pidió a sus compañeras y compañeros de trabajo resaltar todo lo bueno que hace el Instituto.

Boletín/PO