El buen lavado de manos es una herramienta fundamental para evitar las cadenas de contagio

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Debido a que el virus causante de la hepatitis tipo A prolifera aún más en climas calurosos y a que dicha patología se transmite al ingerir alimentos contaminados, lo más recomendable es preparar los lonches escolares en casa, a fin de garantizar su higiene y evitar el contagio en los menores de edad.

«Los niños de entre cinco y 12 y hasta 14 años tienen mayores probabilidades de enfermar debido a que son consumidores de aguas frescas y frutas picadas, entre otros productos ofertados al salir de las unidades educativas», dijo el coordinador delegacional del Primer Nivel de Atención del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Sergio Humberto Méndez Vargas.

Detalló que la hepatitis A tiene un proceso de transmisión parecido al de las parasitosis, es decir, el virus se expande de un cuerpo a otro mediante el ciclo ano-mano-boca: “es expulsado por el paciente en las heces fecales, y si no tiene la precaución de lavarse las manos y preparar así algún producto alimenticio, el microorganismo afectará a quienes lo consuman”.

Esta afección causa un proceso inflamatorio en el hígado. Después de un periodo de incubación aproximado de entre dos y seis semanas, se manifiestan síntomas como fiebre, escalofríos, afectación del estado general, piel cada vez más amarillenta e incluso un tono ocre en los ojos, así como evacuaciones cada vez más blancas y orina oscura, “parecida al refresco de manzana”.

Méndez Vargas pidió a la población estar alerta, sobre todo si vive en la zona costera, y procurar alimentarse en sitios certificados por las autoridades sanitarias, en lugar de hacerlo en la vía pública, en lugares donde no se cuenta con los insumos necesarios para hacer siquiera un lavado de manos.

Destacó que esta última medida higiénica debe llevarse a cabo varias veces al día, como antes y después de ir al baño, así como antes de comer y de preparar algún agua fresca o platillo, por muy sencillo que este sea. Dotar a los niños de alimentos nutritivos para la escuela es igual de importante que instruirlos para hacerlo con dedos y palmas limpias.

La hepatitis A es una patología autolimitada o que desaparece después de cierto tiempo sin dejar secuelas, pero es importante consultar a un médico en las Unidades de Medicina Familiar (UMF) sobre todo si los pacientes están en los extremos de la vida o tienen una enfermedad crónica que ponga en riesgo la vida”, finalizó.