El ex dirigente interino del PRD manifestó que como grupo parlamentario finalmente reconsideraron la postura porque no encontraron pruebas sólidas para demostrar que la supuesta filtración que denunciaron realmente existió (Foto Cortesía)

Por: Sayra Casillas/@SayraCasillas2

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Luego de que declinaron cinco aspirantes tras el escándalo que se suscitó por la presunta filtración del examen de conocimientos a candidatos a la titularidad de la Auditoría Superior de Michoacán, el diputado local perredista, Antonio Soto Sánchez, admitió que sin pruebas su bancada exigió la reposición del procedimiento y la reconfiguración de la Comisión Inspectora de la ASM.

Tales medidas, perfiladas por los cuatro integrantes de la fracción parlamentaria del Partido de la Revolución Democrática, apoyados después por Lucila Martínez Manríquez, del Partido Verde Ecologista de México; Javier Estrada Cárdenas, del Partido Acción Nacional; y, Adriana Hernández Íñiguez, del Partido Revolucionario Institucional, no prosperaron, y, la semana pasada siguió su curso el proceso de selección con las comparecencias de quienes decidieron continuar.

En entrevista colectiva, el ex dirigente interino del PRD, Antonio Soto, manifestó que como grupo parlamentario finalmente reconsideraron la postura porque no encontraron pruebas sólidas para demostrar que la supuesta filtración que denunciaron realmente existió.

“Había la sospecha de esa filtración de un examen, pero tampoco teníamos así como las pruebas de un video, de un testimonio… es que salió un chat, luego que siempre no era cierto, entonces se generó cierta duda y cierta incertidumbre… pero no las podíamos comprobar, entonces revisamos el tema en el grupo parlamentario y llegamos a la conclusión de que el proceso había que cuidarlo en adelante”, indicó, al explicar que ese fue el motivo por el cual asistió al Salón de Recepciones los dos días de comparecencias.

El presidente de la Mesa Directiva, Antonio Salas Valencia, quien en su momento fue acusado por el coordinador de su bancada panista, Javier Estrada, de generar un “cochupo” con legisladores de Morena y el PRI, volvió a reiterar este lunes que el proceso “no está viciado”.

“Los inconformes evidentemente tratan de desprestigiar el proceso, pero ahora todos felices y contentos, veo notas donde ya todos los involucrados en la comisión (Inspectora), en la Junta de Coordinación Política dicen que vamos para adelante. Lo que sí creo es que antes de abrir la boca tendremos que ver lo que vamos a hablar”, subrayó, para después poner de manifiesto que dejó en standby el pleito con Javier Estrada, pero todavía se siente agraviado.

RMR