recorte, crisis
Señaló que la forma de distribuir el subsidio público para educación quedó rebasada (Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Redacción).- El recorte presupuestal de 600 millones de pesos anuales que recibía la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) antes del 2015 y el no superar la media nacional, en relación al subsidio que recibe por estudiante, son las principales causas de la crisis económica que atraviesa la institución.

Así lo dio a conocer Medardo Serna González, rector de la Máxima Casa de Estudios, quien en entrevista negó que fuese el actual sistema de pensiones y jubilaciones, el causante de que la UM se encuentre en números rojos como recientemente lo ha señalado la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES).

Hay una gran desigualdad, mientras hay universidades que reciben hasta 120 mil pesos por estudiante, estamos 15 universidades por debajo de la media nacional —entre ellas las diez universidades en crisis—, en el caso de la UM, recibe 50 mil pesos en promedio por estudiante al año de subsidio público ordinario

Luego de señalar que la forma de distribuir el subsidio público para educación quedó rebasada, pues data de 1978, Serna González dijo que es necesario impulsar criterios relativos al mérito académico y a la matrícula de cada institución, para realizar una distribución del financiamiento de las universidades públicas más equitativa.

Subrayó que la media nacional por estudiante son 60 mil pesos anuales, mientras la UM recibe apenas 50 mil pesos, a pesar de contar con casi el 96 por ciento de matrícula de calidad.

Además de continuar con la gestión de recursos extraordinarios, el rector señaló que es necesario fortalecer el sistema de pensiones y jubilaciones, así como buscar alternativas a la falta de recursos.

«Hemos tomado medidas como los programas de austeridad, la reingeniería administrativa, es decir, lo que tiene que ver con el ajuste a los incrementos salariales o autorizados (…) son varios factores, por ejemplo, no se le da presupuesto formal al bachillerato ni al posgrado nicolaita», puntualizó.

AC