Por: Andrea Hernández/@andy_hermar

Pátzcuaro, Michoacán (MiMorelia.com).- Con un llamado a tomar como ejemplo la enseñanza y labor de Don Vasco de Quiroga para la construcción de una sociedad justa e igualitaria, se conmemoró este martes el 452 aniversario luctuoso del primer obispo michoacano, en la ciudad que fuera centro de su enseñanza: Pátzcuaro.

Con un acto solemne conmemorado en la explanada que lleva su nombre, representantes del pueblo indígena, autoridades locales, eclesiásticas y la comunidad de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) evocaron la labor social de Tata Vasco.

Vasco Vázquez de Quiroga nació en 1470 en Madrigal de las Altas Torres (España) y murió el 1565 en Pátzcuaro, Michoacán (México)

Como parte del discurso oficial, la directora de la Facultad de Historia de la Universidad Michoacana, Tzutzuki Heredia Pacheco resaltó las obra del primer obispo michoacano como la edificación de los hospitales de Santa Fe de la Laguna y Santa Fe del río, así como el Colegio de San Nicolás Obispo.

Además agradeció su labor de introducción de diferentes oficios que aún persisten como actividad económica y forman parte del patrimonio intangible en las comunidades de la región, con lo que consideró día a día se honra la memoria del obispo quien murió el 14 marzo 1565 y cuyos restos descansan en esta tierra «que tanto amo».

En ese sentido hizo un llamado a «tomar como ejemplo a Don Vasco, sigamos trabajando por una sociedad más justa en la que la toma de decisiones se sustente en el bien común», dijo.

Como parte de la ceremonia en memoria de Tata Vasco pobladores de Pátzcuaro y Mujeres de Santa Fe de la Laguna colocaron una ofrenda floral y montaron guardia de honor a los pies del monumento erigido en la plaza principal de la Ciudad.


ez