Convocó a construir un frente popular de lucha que cobije la iniciativa presidencial (Foto: Cortesía)

Pátzcuaro, Michoacán (Boletín).- En el marco de la Conmemoración del 81 Aniversario de la Expropiación Petrolera, Roberto Pantoja Arzola, Coordinador de los Programas Federales Estratégicos para el Bienestar en Michoacán, convocó a construir un frente popular de lucha que cobije la iniciativa presidencial para rescatar a Petróleos Mexicanos (PEMEX) y eliminar de una vez por todas la corrupción que se dio en los gobiernos neoliberales entre líderes sindicales y autoridades.

En el acto cívico desarrollado en Pátzcuaro, el titular de la Delegación de la Secretaría del Bienestar en el estado recordó que en 1938 el General Lázaro Cárdenas del Río defendió los recursos naturales de la nación de los intereses de las empresas petroleras extranjeras, y en esa línea el actual Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tomado la decisión de rescatar los energéticos que alevosamente gobiernos inmediatos anteriores entregaron a manos de inversionistas privados.

Andrés Manuel López Obrador, ha tomado la decisión de rescatar los energéticos que gobiernos anteriores dieron a empresas extranjeras (Foto: Cortesía)

«Esto se acabó; el Presidente de México ha decidido dar un golpe de muerte al monstruo de las mil cabezas, la lucha frontal contra el huachicol no dista mucho de la decisión tomada por el General Lázaro Cárdenas del Río en 1938, y lo refrenda esta mañana el anuncio que ha hecho el Presidente de México; la Secretaria de Energía, Rocío Nahle, y el Director de Pemex, Octavio Romero Oropeza: vamos a rescatar Petróleos Mexicanos», manifestó Pantoja Arzola.

Señaló que para ello es necesario construir un frente popular de lucha que cobije la iniciativa presidencial, para eliminar de una vez por todas las graves relaciones de corrupción que se dieron en el pasado reciente entre líderes sindicales, presidentes municipales, gobernadores y expresidentes de la República.

Ante autoridades municipales, estatales, educativas y alumnos, el delegado federal reconoció que un país distinto, más próspero, es posible.