reforma judicial
Se reforzarán las facultades de las instituciones, el combate a la corrupción y al nepotismo, la capacitación y profesionalización del personal judicial, entre otras cosas (Foto Cortesía)   

Ciudad de México (MiMorelia.com).- Ante la reforma judicial que se emprenda en el próximo periodo de sesiones, más allá de las diferencias políticas, hay que encontrar las coincidencias en los retos y desafíos que plantean la inseguridad, la violencia y la criminalidad.

Así lo manifestó este día el senador Cristóbal Arias Solís al participar en el Foro “Desafíos de la Justicia Mexicana”, en el que estuvieron presentes la Secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero, los líderes parlamentarios Ricardo Monreal y Mario Delgado, el presidente de la Suprema Corte de Justicia, Arturo Zaldívar, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto, académicos y algunos gobernadores.

El senador por Michoacán enfatizó que dicha reforma judicial también debe incluir la prevención y la procuración de justicia, como aspectos claves.

El legislador recordó que hay un viejo anhelo que se remonta a la visión del artífice del sistema constitucional mexicano: José María Morelos y Pavón, quien, derivado de los Sentimientos de la Nación y de la Constitución de 1814, instauró en Ario de Rosales, Michoacán, el primer Supremo Tribunal de Justicia del país.

Desde entonces, dijo, anhelamos una justicia que garantice el derecho de todas y de todos los mexicanos, no queremos ya una justicia ciega, lenta, zigzagueante, que llega tarde a quienes la demandan.

Arias Solís dijo aspirar a una justicia que llegue a todos, pronta y expedita, “hay que transitar a una reforma estructural en métodos y procedimientos, nuevos mecanismos y a una nueva, moderna y mejor legislación.”

Abundó que se requiere una mejor impartición para que cumpla sus objetivos constitucionales, “la acción judicial debe darse bajo los principios de la ética del derecho, de la dignidad y del profesionalismo, para lograr la consolidación de una verdadera del Poder Judicial de la Nación, expresó el presidente de la Comisión de Gobernación”.

Asimismo, refirió que la reforma al Poder Judicial debe contemplar que los cargos se ocupen mediante concurso de oposición, para poner freno a la discrecionalidad de jueces y magistrados, así como para evitar el tráfico de influencias y se favorezcan los intereses creados.

Finalmente, adelantó que se reforzarán las facultades de las instituciones, el combate a la corrupción y al nepotismo, la capacitación y profesionalización del personal judicial y se fortalecerá la Defensoría Pública, entre otras cosas.

 Boletín/PO