“Es la primera vez en la historia moderna que antes de que se vote en el Senado ya hay un acuerdo político para modificarla" (Foto: FB/Gustavo De Hoyos Walther)

Por: Josimar Lara/@josimar2188

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- La nueva reforma a la Ley Federal del Trabajo, aprobada el pasado 1 de mayo, es imperfecta, pues no se corrigieron varias errores que tenía en la legislación, opinó el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, durante su visita a la ciudad de Morelia.

“Hay una falta de balanceo entre dos objetivos básicos que es la legislación laboral, por un lado tutelar derechos, la democracia sindical, la libertad de los trabajadores; pero por otro lado preservar la competitividad y la paz laboral”, señaló al respecto el dirigente empresarial en entrevista con medios de comunicación.

Gustavo de Hoyos comentó que la nueva reforma al ser aprobada de manera rápida el pasado 1 de mayo, se dejó la oportunidad de tener una ley a la altura que requiere el país en materia laboral; tanto que se prevé que habrá modificaciones y para lo que se citó a varios sectores.

“Es la primera vez en la historia moderna que antes de que se vote en el Senado ya hay un acuerdo político para modificarla del 14 al 17 de mayo, se va llevar en el propio Senado el parlamento abierto para modificar todo lo que salió mal”; compartió.

Entre los errores que considera se mantuvieron en esta reforma laboral; el presidente puntualizó que las demandas laborales pueden afectar a los pequeños empresarios por no poder comprobar que no son despidos injustificados.

“En materia individual se establecen condiciones de los procesos laborales que van a implicar que las micro y pequeñas empresas pueden perder injustificadamente muchas demandas laborales, con esto pequeños talleres y comercios puedan desaparecer por una imposibilidad material en los procedimientos laborales de que no realizaron un despido injustificado”, comentó.

Abundó que otro punto negativo es que en el ámbito sindical todo se deja en manos de los liderazgos sindicales en temas tan esenciales como “pertenecer; el derecho de estallar o mantener una huelga”.

El presidente nacional de Coparmex agregó que además con la desaparición de las juntas de Conciliación y Arbitraje “se despoja a las asociaciones sindicales y patronales de participar en su conducción, solamente habrá funcionarios; puede hacer que esto no tenga una conexión entre dos elementos que son fundamentales que son los trabajadores y patrones”.

CA