Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Redacción).- El ayuntamiento de Morelia terminó pagando una obra totalmente distinta a la originalmente planificada en el Parque Lineal del Río Chiquito, según consta en documentos oficiales en poder de esta redacción.

Según las imágenes que aparecen en el proyecto oficial presentado por Tau Arquitectos, las diferencias son notables y explicarían en gran parte el presunto derroche de recursos públicos que hoy investiga la Auditoría Superior de Michoacán (ASM).

El Parque Lineal contaría con plazas de remate, plazas húmedas, ciclopista, cafetería, un gimnasio al aire libre, retornos viales para destrabar el tráfico, una plaza del arte y una zona de juegos infantiles.

(Foto: Facebook)

Sin embargo, pese a que se gastó una cantidad de dinero que contemplaba esas obras, en la actualidad no existe nada de eso en el Parque Lineal.

El plan original contemplaba también un rediseño estructural de las vías vehiculares para agregar retornos. Se trataba de una obra de envergadura mayor y que explicaría en gran parte los 58 millones que costaba el proyecto. Hoy, sin embargo, esos retornos no existen.

El análisis de los documentos en poder de este medio indican que el ayuntamiento pagó millones por un proyecto mucho más pequeño que el que se tenía en mente. Y esa, indica el regidor Jorge Tinoco, es la explicación del desperdicio de millones que ya detectó la Auditoría Superior de Michoacán.

Le puede interesar: Agua sucia: los millones que el ayuntamiento habría desperdiciado en el Río Chiquito

Los detalles

Entre el proyecto original, por el que se pagaron 58 millones, y el que finalmente se ejecutó hay notables diferencias. Los detalles son técnicos, pero expertos explican con claridad qué fue lo que al principio estaba presupuestado y finalmente no se hizo.

El proyecto original contemplaba una ciclopista de 3.2 kilómetros, tres plazas húmedas, cinco plazas en cruces vehiculares para zonas de remate o transición de la ciclopista, una plaza de remate para delimitación del parque lineal de al menos 250 m2, una plaza concebida como un espacio para actividades artísticas de al menos 200 m2, un área de juegos infantiles de al menos 200 m2, un gimnasio al aire libre de al menos 150 m2 de área mínima, incluyendo equipamiento, un área de esparcimiento para personas de la tercera de edad con al menos 400 m2, y una cafetería de al menos 70 m2. Ninguno de esos proyectos existe hoy en el Parque Lineal.

El caso de las vueltas de retorno para los vehículos que se instalarían en nueve cruces viales es aún más grave, por tratarse de obras estructurales que requerían del grueso de la inversión y permitirían desfogar radicalmente el tráfico vehicular en la zona en beneficio directo de los morelianos.

“Si miras los planos originales de Tau Arquitectos, había retornos de cada lado en muchos de los cruces”, dice Tinoco. “La idea era extraordinaria, porque permitiría desatorar una zona altamente concurrida y agilizar el tráfico de buena parte de la ciudad. Pero ya sabemos lo que pasó”.

El proyecto de Tau Arquitectos contemplaba retornos viales, incluyendo una generosa ampliación de los espacios ya existentes, en las calles Arriaga Rivera, Rentería, Ventura Puente, Isidro Huarte, Vicente Santa María, Virrey de Mendoza, Morelos, García Obeso y avenida Juárez. La historia se repite en relación con las demás obras: hoy no existe ninguno de esos cruces.

Un ‘vocho’ a precio de Mercedes Benz

Según el regidor Jorge Tinoco, uno de quienes más han denunciado las irregularidades detectadas en la obra, el diseño original era bastante bueno. “Se trataba de una obra de envergadura mayor, de un hito urbanístico que cambiaría la cara de esa parte de Morelia. Así fue concebido, y en los planos originales de Tau Arquitectos así aparece”.

“Sin embargo”, agrega, “lo que finalmente se hizo fue un jardincito con algunos árboles y plantas, y poner los puentes más bonitos que antes. Al final no se hizo ningún cambio estructural, y menos aún una obra como la que realmente se hizo podría costar 58 millones de pesos”.

El regidor asegura que desde el principio la obra estuvo envuelta en un manto de opacidad.
“Desde que vi que había ciertos puntos oscuros en la construcción del Parque Lineal envié oficios a las autoridades para pedir información. La respuesta me dejó helado: que debía pedirlas a través del Centro Municipal de Información Pública. ¡Un absurdo! Según la ley, los regidores tenemos acceso libre a cualquier documento oficial del ayuntamiento, siempre que no transgreda principios como la seguridad pública o no se trate de información confidencial”, reclama Tinoco.

Pero la historia no se queda ahí. “En octubre de 2017 envié a uno de mis asesores a la Contraloría Municipal para recabar la información. Entonces, meses después de mi primer intento, pude obtener los documentos. Pero entonces el secretario de Innovación, Antonio Plaza Urbina, me advirtió: ‘hay varias cosas que cambiaron en el proyecto’. Sucedió que las cambiaron de manera discrecional y sin avisarle a nadie, ni menos a la ciudadanía…”.

Para comprender los alcances de la trama, el regidor da un ejemplo didáctico. “Para que se entienda: el ayuntamiento de Morelia compró un Mercedes Benz. Le entregaron un vocho, pero igual se pagó como si fuera un Mercedes Benz”, explica.

Mientras tanto, la investigación de la ASM sigue en curso.

Así fue el despilfarro del ayuntamiento

EL PROYECTO ORIGINAL Vs EL PROYECTO QUE SE EJECUTÓ

Ciclopista de 3.2 km de 1.50 m de ancho como mínimo. Entre sus características estaban una superficie de rodamiento compactada de material de banco de préstamo (tepetate) de 50 centímetros de espesor, mínimo; un trazo y nivelación con equipo topográfico, estableciendo ejes de referencia y bancos de nivel; un despalme de 15 cm. de espesor de capa vegetal a mano; excavación por medios manuales en material tipo II; relleno con material de banco tepetate compactado con bailarina al 90% proctor, adicionando agua; guarnición precolada recta de 12 x 35 x 100 cm., asentada con mortero de cemento-arena 1:4; terrazo deslavado de 40 x 40 cm., asentado con mortero de cemento-arena 1:4; piedra laja de la región, asentada con mortero de cemento-arena 1:4, y la construcción de suelo cemento a razón de 40 kg. de cemento por m3 de tepetate, en capas de 20 cm. No se hizo.

Tres plazas húmedas, con trazo y nivelación con equipo topográfico, estableciendo ejes de referencia y bancos de nivel; despalme de 15 cm. de espesor de capa vegetal a mano; excavación por medios manuales en material tipo II; relleno con material de banco tepetate compactado con bailarina al 90% proctor, adicionando agua; terrazo deslavado de 40 x 40 cm., asentado con mortero de cemento-arena 1:4; suelo cemento a razón de 40 kg. de cemento por m3 de tepetate, en capas de 20 cm.; estampado de 10 cm. de concreto F’c=200 kg/cm2, en color; muro a base de gavión de 1.00×1.00×3.00 m. relleno con piedra; capa de gravilla de ¾” color ocre de la región de 10 centímetros de espesor; aparcabicicleta modelo reset en acero inoxidable; suministro y colocación de bote para basura modelo gran canyon; contenedor con diámetro 318 mm de 36 litros en plancha de acero galvanizado, grosor 10/10 mm con accesorio apagacigarrillos en fundición de aluminio y soporte en tubo de acero diámetro; 60×2 mm altura de 1189 mm dotado de terminal superior en pvc negro y tapa fija en chapa, moldura ondulada y troquelada grosor 20/10 mm; el soporte está disponible con platabanda Ǿ 150 mm para atornillar al suelo con tacos de expansión o con alargador; elementos pintados con polvo poliéster ral 3004; banca modelo sarah sin respaldo, elaborado en concreto reforzado con final liso, en color natural, dimensiones de 2200×600 mm; bolardo fijo con platina modelo monzam, realizado en acero galvanizado, tubular, diámetro 80×2 mm, altura de 1000 mm, o 102×2 mm, altura 1010, con terminal superior cilíndrico en chapa galvanizada embutida para taquetear al piso o cementado, todos los elementos están pintados con polvo poliéster ral 3004.
No se hicieron plazas húmedas.

(Foto: ACG)

Cinco plazas en cruces vehiculares para zonas de remate o transición de la ciclopista, de 150 m2 de área mínima cada una, incluyendo mobiliario urbano.
No se hicieron plazas en cruces vehiculares.

Una plaza de remate para delimitación del parque lineal, con un área mínima de 250 m2 ubicada sobre las márgenes del Río Chiquito en avenida Camelinas.
No se incluyó en el proyecto definitivo.

(Foto: ACG)

Una Plaza del Arte concebida como un espacio para actividades artísticas, de 200 m2 de área mínima, que incluiría trazo y nivelación con equipo topográfico, estableciendo ejes de referencia y bancos de nivel; firme estampado de 10 cm. de concreto F’c=200 kg/cm2, en color; terrazo deslavado de 40 x 40 cm., asentado con mortero de cemento-arena 1:4; bote para basura modelo gran canyon: contenedor con diámetro 318 mm de 36 litros en plancha de acero galvanizado, grosor 10/10 mm con accesorio apagacigarrillos en fundición de aluminio y soporte en tubo de acero diámetro; banca modelo sarah sin respaldo, elaborado en concreto reforzado con final liso, en color natural, dimensiones de 2200×600 mm; muro a base de gavión de 1.00×1.00×3.00 m. relleno con piedra; barandal metálico a base de tubos de 2”, 2 ½”, soleras y redondos inoxidables según diseño.
No se incluyó en el proyecto definitivo.

(Foto: ACG)

Área de juegos infantiles de 200 m2 de área mínima incluyendo equipamiento; las obras incluirían trazo y nivelación con equipo topográfico, estableciendo ejes de referencia y bancos de nivel; despalme de 15 cm de espesor de capa vegetal a mano; excavación por medios manuales en material tipo II; relleno con material de banco tepetate compactado con bailarina al 90% proctor, adicionando agua; suelo cemento a razón de 40 kg. de cemento por m3 de tepetate, en capas de 20 cm; estampado de 10 cm. de concreto F’c=200 kg/cm2, en color; piso de caucho de 2.5 cm de espesor, instalado sobre tepetate compactado; guarnición precolada recta de 12 x 35 x 100 cm, asentada con mortero cemento-arena 1:4; muro a base de gavión de 1.00×1.00×3.00 m. relleno con piedra; juego infantil girospiro mca, PROLUDIC mod. J831; juego infantil la estrella fugaz mca, PROLUDIC mod. J809; juego infantil biibox mca, PROLUDIC mod. J45110; Dado de 0.7 x 0.7 x 0.7 m de concreto f’c=200 kg/cm2, armado con 8 varillas de 5/8” y estribos de 3/8” a cada 20 cm; aparcabicicleta modelo reset en acero inoxidable; bote para basura modelo gran canyon: contenedor con diámetro 318 mm de 36 litros en plancha de acero galvanizado, grosor 10/10 mm con accesorio apagacigarrillos en fundición de aluminio y soporte en tubo de acero diámetro 60×2 mm. altura de 1189 mm dotado de terminal superior en pvc negro y tapa fija en chapa, moldura ondulada y troquelada grosor 20/10 mm, el soporte está disponible con platabanda diám. 150 mm para atornillar al suelo con tacos de expansión o con alargador para cementar; banca modelo sarah sin respaldo, elaborado en concreto reforzado con final liso, en color natural, dimensiones de 2200×600 mm.
No se incluyó en el proyecto definitivo.

(Foto: ACG)

Gimnasio al aire libre con 150 m2 de área mínima, incluyendo equipamiento, con los siguientes aparatos para ejercicio: stretching-tower mca. SAYSU mod. FE-11; legs press mca. SAYSU mod. FE-06; station mca. SAYSU mod. FE-03; twister mca. SAYSU mod. FE-01; double airwalker mca. SAYSU mod. FE-09; roman chair & hyperextension mca. SAYSU mod. FE-08; total hip mca. SAYSU mod. FE-04; bike & stepper mca. SAYSU mod. FE-02
No se incluyó en el proyecto.

Área de esparcimiento para personas de la tercera edad con 400 m2 de área mínima, incluyendo mobiliario urbano.
No se incluyó en el proyecto definitivo.

(Foto: ACG)

Cafetería de al menos 70 m2 de área.
No se incluyó en el proyecto definitivo.

Puentes de vueltas izquierda continuas en las siguientes zonas: cruce de Arriaga Rivera, cruce de Rentería, cruce de Ventura Puente, cruce Isidro Huarte, cruce Vicente Santa María, cruce Virrey de Mendoza, cruce Morelos, cruce García Obeso y cruce de avenida Juárez.
No se construyeron.

(Foto: ACG)

CA