(Foto: Archivo)

Sayra Casillas/@SayraCasillas2

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Al argumentar que la administración estatal respeta la autonomía del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Poder Ejecutivo (STASPE), el secretario de gobierno, Adrián López Solís, demandó que éste se conduzca de la misma forma y respete las atribuciones del gobernador, Silvano Aureoles Conejo, de designar a sus funcionarios, sin imposiciones gremiales ni condicionantes para el establecimiento de una buena relación laboral.

El secretario general del STASPE, Antonio Ferreyra Piñón, apuntó en entrevista que están en espera de que el mandatario estatal, Silvano Aureoles los reciba por segunda ocasión en los próximos días para volver a abordar la demanda respecto a la destitución de la titular de la Comisión Estatal de Pesca (Compesca), Larisa Méndez Béjar.

Hay que recordar que después de un primer encuentro con el jefe del ejecutivo del estado, el sindicato que aglutina a un promedio de 7 mil 700 trabajadores tenía la expectativa de que se informara sobre la destitución de la funcionaria en el transcurso de la semana pasada, lo cual no ocurrió.

“No tenemos nada todavía, estamos esperando que nos reciba el gobernador nuevamente”, refirió, con la acotación de que por el momento no tienen prevista ninguna medida de presión y este lunes los agremiados al STASPE se presentarán a laborar de manera normal en las dependencias a las que están adscritos.

En referencia a la demanda de la destitución de la funcionaria de Compesca, refirió que “hasta ahorita los compañeros es lo que manifiestan, no sé si vayan a cambiar de opinión”, respondió.

Esta mañana el encargado de la política interna, Adrián López en relación al tema dijo que “hay que ser respetuosos de los ámbitos de responsabilidad. El gobierno no le solicita al STASPE que cambie a tal o cual de sus dirigentes, nosotros somos respetuosos de la autonomía sindical, y como tal el STASPE debe ser respetuoso de las atribuciones que tiene el ejecutivo para designar o remover a servidores públicos”.

Reconoció que es responsabilidad de las autoridades revisar la actitud y la manera en las que se conducen los funcionarios con la base trabajadora, pero hizo hincapié en que si hubiera la necesidad de llevar a cabo algún ajuste para mejorar la relación, éste tendrá que llevarse a cabo de manera natural y no a modo de ultimátum ni un llamado determinante para condicionar una buena relación.

El pasado 22 de junio el STASPE emitió un desplegado para pronunciarse en contra de la desaparición de centros de trabajo, pertenecientes a la Compesca, como la Residencia de Malpais.

Expusieron que a partir de esa medida, los trabajadores sindicalizados fueron transferidos a la Residencia de Cuitzeo, “lesionando con esto el bolsillo de los mismos, ya que tienen que hacer un gasto extra para los traslados que realizan diariamente a su nuevo centro de trabajo”.

Los sindicalizados argumentan que ello viola lo establecido en las Condiciones Generales de Trabajo, en el sentido de que los trabajadores debieron ser reubicados en otras instancias de su mismo lugar de residencia”.

Aseguraron que Méndez Béjar incumplió su compromiso de apoyarles con un vehículo para que se trasladaran y desde su llegada ha desplazado de sus tareas al personal de base, “arremetiendo además de manera prepotente, altanera y autoritaria en contra de los mismos”.