En el lugar habitaban 111 mujeres, de las cuales 43 son menores de edad, y 160 hombres

Tonalá, Jalisco (Rasainforma.com/Miriam Arvizu).- Un total de 271 personas, entre hombres, mujeres y menores de edad, los cuales habitaban en condiciones de hacinamiento y eran atendidos de forma infrahumana, fueron rescatados por elementos de la Fiscalía General del Estado, en el albergue de nombre “Despertar Espiritual, Alcohólicos y Drogadictos de Occidente, A.C.”, en la Colonia Lomas Bonita, tras el operativo que se realizó derivado de una denuncia de una mujer que fue privada de su libertad.

Se informó por parte del Fiscal General, Eduardo Almaguer Ramírez, que en el lugar habitaban 111 mujeres, de las cuales 43 son menores de edad, y 160 hombres, entre ellos 69 menores de edad. Además, se localizaron a 11 sujetos con órdenes de aprehensión y que se encontraban en el lugar para evadir la acción de la justicia.

Es de destacar, que de los menores encontrados, 18 presentaron maltrato, 13 con golpes y quemaduras por cigarro, y a los restantes se investiga el abuso sexual del que pudieron ser víctimas; además de cuatro mujeres maltratadas. Todos ellos serán atendidos por las áreas competentes de la Fiscalía General por los daños ocasionados a su persona, así como para localizar a sus familiares, precisó Almaguer Ramírez.

albergue-jalisco2De igual manera, el fiscal informó que en calidad de presentados, se encuentran 11 adultos para valorar su situación jurídica, por lo que se refiere a los delitos de lesiones y privación ilegal de la libertad; así como también se tiene presentada a una mujer recepcionista del lugar y a Sergio Pacheco Sánchez, encargado del albergue.

“Estamos en el proceso todavía del operativo, encontramos condiciones de hacinamiento muy graves, encontramos también una alimentación también muy infrahumana, demeritada (…) y por supuesto que la instrucción que tengo del Gobernador del Estado, a quien yo le informé desde el primer momento, es de no solamente de ir a fondo, sino de implementar a la brevedad una estrategia con la Secretaría de Salud y con COFEPRIS, para llevar a cabo una revisión integral de todos estos centros y evitar que suceda lo que el día de hoy encontramos. No se busca criminalizar la pobreza o alguna enfermedad adictiva, sino sólo acreditar los que sucede y los posibles delitos que pudieran haberse cometido”, expresó el Fiscal.

Cabe mencionar que el operativo y hallazgo se derivó de una denuncia interpuesta ante la autoridad, la noche del pasado lunes, 16 de mayo, cuando la víctima, privada de la libertad,  pretendía sacar a una familiar que fue internada en contra de su voluntad, pero los encargados de la estancia para combatir problemas de adicción, ubicada en el número 70 de la Calle Aldama, la retuvieron por varias horas y le exigieron mil 500 pesos para dejarla ir, explicó  Almaguer Ramírez.

Ante dicha situación,  la Fiscalía General procedió a realizar el operativo en coordinación con el Comisionado de Seguridad Pública y diversas áreas dependientes de la Fiscalía Central.