Aureoles Conejo dijo que sería hasta la próxima rueda de prensa cuando emita un posicionamiento (Foto: Silvano Aureoles Conejo)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, consideró que debe tener más elementos para emitir un posicionamiento en torno a lo sucedido la tarde del pasado jueves en Culiacán, Sinaloa, por tanto, se reservó su opinión cuando fue cuestionado por los medios de comunicación.

Cuando se le pidió su opinión acerca de los hechos violentos que se vivieron en Sinaloa por parte de un cártel que fundó Joaquín Guzmán Loera, alias «El Chapo«, el mandatario pidió esperar para posteriormente emitir una declaración al respecto. «De ese tema no voy a opinar, ustedes conocen mi postura, no es de ahora, y voy a esperar a tener más elementos», sentenció.

Por su parte, en entrevista, el secretario de Gobierno, Carlos Herrera Tello, expresó que no le toca a la autoridad Michoacán «juzgar» o «calificar» las determinaciones del Ejecutivo federal en materia de seguridad, porque el tema del crimen organizado es decisión del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

«No haré un pronunciamiento mayor, pues ya veremos si da resultados positivos o no, la estrategia que emprendió el gobierno federal en el país», subrayó.

Posted by Carlos Herrera Tello on Saturday, June 22, 2019

Herrera Tello agregó que más bien se debe trabajar en la construcción de la paz para atacar las causas de la drogadicción generada a causa de la producción y venta de los estupefacientes por parte de los grupos delictivos.

Insistió en que cualquier estrategia en materia de seguridad para hacerle frente a la delincuencia organizada es una determinación exclusiva del gobierno federal, por tanto, se respetarán las decisiones de las autoridades de México.

Te puede interesar:

Es preciso señalar que este jueves una patrulla de 30 elementos del Ejército y la Guardia Nacional detuvo a Ovidio Guzmán López, hijo del «El Chapo», y a tres personas más en una casa de Culiacán, Sinaloa, lo que desató un fuerte enfrentamiento entre los uniformados con integrantes del grupo criminal que operan en aquel estado, quienes los superaron en número, por ello, las autoridades decidieron «suspender las acciones».

Esta mañana el presidente dijo que la decisión de la liberación del hijo del narcotraficante fue tomada por los titulares de la Marina, el Ejército y la Secretaría de Seguridad Pública para proteger a los ciudadanos. «No puede valer más la captura de un delincuente que la vida de las personas», así lo expresó López Obrador.

Por: Guadalupe Martínez/R