Al leer sus comentarios en mis redes sociales he notado que muchos me preguntado por varios temas, uno de los más recurrentes y del que me permito platicarles esta vez es el de las reservas internacionales.

De manera general éstas se refieren a recursos acumulados en moneda extranjera, que pueden ser utilizados por el banco central de forma inmediata.

La estrategia de los bancos centrales a nivel mundial es acumular reservas para proteger al mercado cambiario, es decir, evitar variaciones extremas en el tipo de cambio. Las reservas se conservan en moneda extranjera, principalmente dólares, o bien en por oro, para que puedan ser utilizados para transacciones internacionales en cualquier necesidad.

En la actualidad las economías han adoptado diferentes sistemas cambiarios, siendo el dólar la principal moneda para pagos internacionales, aunque también llegan a utilizar, en menor medida, otras divisas como: el euro, yen y la libra esterlina, principalmente por la fortaleza internacional que éstas tienen y su capacidad de conservar su valor en tiempos de inestabilidad económica.

El objetivo de contar con una reserva internacional es ayudar a la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda nacional y protegerla de desequilibrios económicos y financieros internos o externos, por ejemplo, crisis económicas, quiebras bancarias y desequilibrios comerciales.

En nuestro país, desde 1995, el Banco de México (BANXICO) ha incrementado los activos de las reservas internacionales hasta niveles históricos, que pasaron de 17,509.2 millones de dólares en 1996 a 173,634.8 millones de dólares en octubre del 2018.

Ustedes se preguntarán, cuál sería el nivel adecuado de reservas internacionales para un país. Existen diferentes metodologías asociadas al cálculo de las reservas internacionales, pero principalmente se basan en las condiciones de cada economía, tomando en cuenta la cantidad de transacciones que se necesiten hacer, las ventas y las compras de mercancías y la deuda externa que se tenga.

En México el encargado del uso de las reservas internacionales es la Comisión de Cambios, integrada por la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y BANXICO.

 

Por ejemplo, cuando existe alguna acción que desestabiliza el tipo de cambio en México, puede que el peso se aprecie (dólar baja) y/o se deprecie (dólar sube) con lo cual se generan distorsiones importantes en el país, como pudieran ser los incrementos en el costo de diversos productos de consumo o materias primas, o bien que las exportaciones pierdan competitividad a nivel internacional

Para evitar ese contexto es necesario usar las reservas internacionales, ya sea inyectando dólares a la economía mundial a través de subasta, para que haya muchos en circulación y así su precio baje, o también, puede comprar una gran cantidad de los mismos para disminuir el circulante de dólares, incrementando la cantidad de pesos, lo cual hace disminuir el precio de esta segunda, a grandes rasgos se trata de un juego de oferta y demanda.

Es por tanto responsabilidad de BANXICO a través de las reservas internacionales, mantener un tipo de cambio equilibrado, donde las mercancías que se importan mantengan niveles óptimos de precio para su adquisición dentro del mercado mexicano, pero también mantener niveles óptimos para que los exportadores garanticen ingresos y ganancias, todo ello para que la economía mexicana continúe operando de la mejor manera.

Lo más importante: Una de las principales funciones de BANXICO a través de las reservas, es la de mantener condiciones óptimas de mercado a nivel nacional e internacional. Al contar actualmente con uno de los niveles históricos más altos de las mismas, se generan niveles de confianza idóneos para la inversión.

 

Jesús Melgoza Velázquez

Secretario de Desarrollo Económico de Michoacán

Tendamos puentes de comunicación. Sígueme en redes sociales y escribe tu opinión.

Facebook: @JesusMelgozaV

Twitter: @jesus_melgozav