Queridos amigos de Publimetro, los saludo el día de hoy para hablarles de un término que se ha vuelto popular en los últimos tiempos, y cuyo significado conlleva toda una evolución en la relación que guarda el sector empresarial con la comunidad: la denominada Responsabilidad Social Empresarial. Sin duda, hemos escuchado o visto en un gran número de compañías un sello que las distingue como Empresa Socialmente Responsable, pero ¿qué implica dicha certificación?

Comencemos por definir el papel que tienen las empresas. A lo largo de la historia, la empresa ha fungido como la unidad económica básica al ser productor de los satisfactores indispensables para la comunidad; su rol dentro del núcleo social ha orillado a dichos entes a convertirse en una entidad consciente del impacto que generan en las distintas esferas de la realidad donde residen, no sólo económica, sino familiar, social y ambiental, cobrando especial relevancia el conocimiento que éstas tienen de los alcances de sus operaciones.

Es así como surge el concepto Responsabilidad Social Empresarial (RSE en adelante), que se ha configurado como una mezcla de ética empresarial y conciencia social, incluyendo estos elementos en el enfoque de la administración interna de la empresa. Pero, ¿qué las motiva a ser responsables? La primera respuesta es que las prácticas empresariales orientadas hacia la RSE es la reducción de costos y que son también una ventaja competitiva, pero no es la única.

La RSE se expresa en su forma convencional en una serie de distintivos y certificados emanados de metodologías de evaluación por parte de organismos gubernamentales o empresariales que utilizan una serie de indicadores y parámetros para establecer estándares de actuación.

A nivel internacional se han desarrollado diversas herramientas de gestión de la RSE, desde iniciativas que surgieron del Pacto Mundial (ONU,1999) y los Objetivos de Desarrollo del Milenio (MEA, 2005), hasta las emanadas de la Unión Europea a partir del Libro Verde (2001) y la Comisión Europea (2002). El Global Reporting Initiative (GRI) surge como iniciativa de manera oficial a partir del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), creando el primer estándar de lineamientos para la elaboración de memorias de sostenibilidad que incluye la evaluación y desempeño económico, ambiental y social de las empresas. En México existe un distintivo denominado ESR (Empresa Socialmente Responsable), otorgado por el Centro Mexicano para la Filantropía (CEMEFI), el cual obtienen las empresas por buenas prácticas económicas, sociales y medioambientales.

El método para obtener la distinción de forma voluntaria como Empresa Socialmente Responsable (ESR) es diferenciado para las grandes empresas y las pymes. Se evalúan cinco ámbitos de interés de la RSE: a) calidad de vida de la empresa, b) ética empresarial, c) vinculación con la comunidad, d) cuidado y preservación del medio ambiente, y e) consumo y mercadotecnia responsable. Para obtener la distinción se realiza un proceso electrónico en el sitio de CEMEFI, en el que las organizaciones se inscriben.

Además de otorgar una imagen positiva ante los consumidores, lo cual genera la captación de un mercado potencial que demanda este tipo de acciones, la certificación RSE brinda beneficios internos, tanto organizacionales como de eficiencia en los procesos, por lo que es recomendable adoptarlas, dado el gran impacto positivo que brindan, tanto para la sociedad como para la empresa misma.

En la Secretaría de Desarrollo Económico estamos comprometidos con los proyectos que impliquen responsabilidad social empresarial y, por ende, beneficios para la región más allá de los económicos, así que para mayor información y asesoría no dudes en acudir a nuestros expertos.

Compartir