El edil recalcó que este ejercicio democrático es una gran oportunidad para reflexionar (Foto: Fátima Miranda)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- “No se necesita mucho para hacer grandes transformaciones, solamente escuchar y estar dispuestos a hacer las cosas de manera diferente, sin autoritarismo ni abusos, ni soberbia ni corrupción y sí con sensibilidad, compromiso, responsabilidad, transparencia y honestidad, principios que han distinguido mi historia de vida, que han guiado mi labor como presidente municipal y los cuales seguiré aplicando en mis siguientes experiencias profesionales y políticas”, expuso el presidente municipal, Raúl Morón Orozco.

En el marco de su segundo Informe de Gobierno dijo que la forma de ver la acción política es: “sumar, unir, integrar e incluir, por encima de diferencias todos tenemos que poner en alto nuestra pertenencia moreliana, michoacana y mexicana”.

Agregó que “la unión, la fraternidad, la solidaridad y la construcción de un gran sueño compartido pueden abrirnos al futuro que deseamos y si hacemos un gran proyecto de inclusión de todos podemos abrir el camino de un futuro de paz, de seguridad, de prosperidad y respeto a los derechos de todas y todos”.

El edil agregó que éste es más que un simple ejercicio de rendición de cuentas, sino «debe ser la gran oportunidad para reflexionar sobre lo que el municipio necesita, para que clarifiquemos la prospectiva, para que comprometamos la voluntad política, para que sellemos la oportunidad de trabajar juntos por el futuro y el bienestar del lugar en el que vivimos”.

(Foto: Cortesía)

Dijo que el trabajo “ha sido arduo, pero ampliamente satisfactorio, cumplir a la ciudadanía moreliana ha sido el motor que nos impulsa cada día, transformar la vida en nuestro municipio, es el compromiso que hoy reafirmo”.

Agregó que, bajo ese compromiso, el eje rector de su administración, consolidará un verdadero cambio, donde la justicia social sea una realidad”.

El alcalde expuso que desde su Gobierno se busca “devolver a todos los legítimos derechos de sentirse plenamente orgullosos de pertenecer a una tierra que volverá a ser de paz, y que reencontrará su glorioso pasado, proyectándolo a un gran futuro de unión y de fraternidad”.

En este sentido refirió, “no los voy a defraudar, ni defraudaré nunca las expectativas y las esperanzas de quienes trabajen, se esfuercen y luchen por un mejor mañana”.

Por: Fátima Miranda/E