Aclaró que su partido busca la liberación solamente con un acto de humanidad (Foto Carlos Albarrán)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Carlos Albarrán).- Luego de la recaída en el estado de salud del ex líder de los autodefensas de Michoacán, José Manuel Mireles Valverde, el dirigente estatal del Partido Movimiento Ciudadano (MC), José Daniel Moncada Sánchez, responsabilizó al Gobierno Federal por delicada situación que vive al interior del penal de Hermosillo, Sonora, toda vez que dijo el juez 5 de lo penal con sede en Morelia determinó que «no hay delito que perseguir«.

En entrevista con este medio, el también diputado local de la LXXIII Legislatura local recordó que el gobernador del estado, Silvano Aureoles Conejo, ha mostrado interés en el caso e incluso aseveró que: «no tiene inconveniente en aceptar el traslado del doctor Mireles a la entidad, de quién no me queda claro es el papel de los subalternos del gobernador, porque quizá sean ellos los que están entorpeciendo el proceso«.

En el mismo sentido, agregó que el Centro de Readaptación Social «David Franco Rodríguez», cuenta con las condiciones necesarias para recibir a Mireles Valverde, sin embargo, insistió en que la condición de éste es de «preso político«, lo cual dijo es inaceptable en nuestros días.

Asimismo, aclaró que su instituto político no busca la liberación del más reconocido líder de los autodefensas michoacanos para que vuelva a tomar las armas, sino como un acto de humanidad: «tanto el doctor Mireles como 29 autodefensas originarios del municipio de Tumbiscatío deben ser puestos en libertad de manera inmediata, el ex comisionado Castillo los inculpó injustificadamente y deben ser liberados conforme a derecho«.

Finalmente, sobre las declaraciones que hiciera el coordinador de los diputados del PRD, Pascual Sigala Páez, relacionadas con la conformación de un bloque de legisladores para lograr su extradición y posterior excarcelamiento, Moncada Sánchez opino que este tema sobrepasa a los intereses de partido, por lo que todo frente que busque la justicia «debe ser común«.