Morelia, Miachoacán (MiMorelia.com).- El Ayuntamiento de Morelia envía una carta aclaratoria en relación con la nota “Ayuntamiento tendría que devolver casi todo lo que le dio la federación para el Parque Lineal”, publicada en las versiones impresa del diario Publimetro y digital del portal MiMorelia el pasado lunes 28 de mayo. El autor de la nota desea contestar lo siguiente:

Respecto de que “el Ayuntamiento de Morelia afirma categóricamente que no se deben regresar recursos de la federación en torno a la obra del Río Chiquito, pues cabe recalcar y ser claros respecto de que las observaciones de la Secretaría de Contraloría no son definitivas”, este reportero responde que ello es real, y que de esa manera se manejó en la nota que aclara el Ayuntamiento. El título de la nota en cuestión dice: “Ayuntamiento TENDRÍA que devolver casi todo lo que le dio la federación para el Parque Lineal”, en donde el verbo “tendría” corresponde al tiempo condicional simple que el diccionario de la Real Academia Española define como “aquel que presenta una acción no terminada y puede expresar un hecho hipotético”. Así, a juzgar por los antecedentes, es un hecho hipotético que el Ayuntamiento tendría que devolver casi todo lo que le dio la federación para las obras del Río Chiquito (24 de 28 millones de pesos), tal como indica la nota en cuestión.

Respecto de la afirmación “es falso que ‘la resolución de la Contraloría Estatal se suma así a los 13 millones objetados por la Auditoría Superior de Michoacán’, pues la publicación sugiere que el monto es acumulable”, este reportero responde que, tal como le consta al Ayuntamiento, se habla de resoluciones y no de montos; en este caso específico, se habla de una resolución de la Secretaría de Contraloría que se suma a una resolución anterior de la Auditoría Superior de Michoacán, y que en ninguna parte se indica que los 24 millones investigados por la Secretaría de Contraloría sean distintos o acumulables con los 13 investigados por la Auditoría Superior de Michoacán.

Respecto de la afirmación “la versión del Ayuntamiento no fue solicitada por su medio de comunicación”, este reportero lo confirma y responde que la investigación se funda en la exposición de documentos oficiales obtenidos por distintas vías, por lo que la versión de las autoridades municipales no es relevante.

Respecto de la afirmación “se considera aventurado realizar publicaciones como las realizadas por su medio, sobre revisiones que aún están en proceso de aclaración”, este reportero responde que ése es un asunto estrictamente de apreciaciones, y que lo que para el Ayuntamiento se considera aventurado, para este reportero y para miles de morelianos se considera una cuestión vital, dado que tiene relación directa con la posible mal utilización de recursos emanados del bolsillo de los contribuyentes. Este reportero agrega que el rol fiscalizador de la prensa ante el posible derroche de recursos públicos es una condición deseable en cualquier sociedad democrática y moderna, y que ese mismo rol fiscalizador no debe subordinarse a otros intereses ni consideraciones unilaterales.

Respecto de la afirmación “se aclara que al momento de la revisión de la obra hacían falta por aplicar algunos conceptos por parte de la empresa ejecutora”, este reportero responde que es responsabilidad del departamento jurídico del Ayuntamiento hacer cumplir los contratos firmados con cualquier empresa, y no de este reportero ni de los morelianos en general.

Respecto de la afirmación “cabe explicar que el sansablasteo no era necesario en este caso”, este reportero responde que ese es precisamente el argumento de la Secoem, y que en tal caso fue el Ayuntamiento quien incurrió en una falsedad al indicar en el Concepto Clave 2.2.3.1-2 que las obras en la estructura en cuestión comprendían “Aplicación de sansablasteo y recubrimiento epóxico de acero al carbón A-36 en todo tipo de estructura”.

El hecho de que el sansablasteo no fuera necesario confirma lo expuesto en el reportaje, que es el hecho de que la empresa contratista no ejecutó un trabajo por el cual el Ayuntamiento de Morelia pagó.

Respecto de la afirmación de que “en relación a las 33 bancas ya instaladas que tienen un precio de 543 mil 583 pesos (…) no hubo ninguna ‘inflación’ de precios”, cabe señalar que es la propia Auditoría Superior de Michoacán quien establece ese incremento no justificado de hasta un 848%, y no este medio ni este reportero.

Respecto de la afirmación “(los 13 millones de pesos observados por la ASM) corresponden a un proyecto fallido por un monto de aproximadamente 6 millones de pesos (…) en tanto continúa el trabajo legal conjunto para que dicho monto sea reintegrado a esta administración”, este reportero responde que el Ayuntamiento confirma que se trata de un proyecto “fallido”, y que el hecho de que se iniciaran supuestas acciones legales en contra de la empresa responsable en ningún caso asegura que los morelianos puedan beneficiarse del reintegro de ese monto.

Respecto de la afirmación “a lo anterior se suman observaciones por cerca de 7 millones de pesos, los cuales (…) se encuentran en proceso de ser solventados”, este reportero responde que en tanto no culmine ese proceso de ser solventados no hay seguridad de que, efectivamente, el tema se resuelva de manera satisfactoria para el interés de los morelianos.

Finalmente, respecto de la afirmación “todas las cifras anteriormente descritas incluyen el IVA, en tanto que las cantidades netas son menores a las que se hace referencia”, este reportero responde que las cifras expuestas provienen de los documentos oficiales y que, en todo caso, al constituir el IVA, el 18% del impuesto según las leyes mexicanas, las cifras finales no varían mayormente y, aun cuando así fuera, en ningún caso modifican el sentido de la nota ni la denuncia expuesta en ella.

Ante lo anterior, este reportero señala:
No es responsabilidad de este medio ni de este reportero que dos instancias distintas, la Secretaría de Contraloría y la Auditoría Superior de Michoacán, indiquen irregularidades en la ejecución del Parque Lineal del Río Chiquito.

No es responsabilidad de este medio ni de este reportero que autoridades y/o funcionarios municipales comprendan e interpreten erróneamente el contenido de una nota periodística.

No es responsabilidad de este medio ni de este reportero que el proyecto original propuesto por Tau Arquitectura contemplara varias obras no ejecutadas, ni es responsabilidad de este medio o de este reportero que el actual Parque Lineal del Río Chiquito difiera tan notoriamente de lo que se prometió.

No es responsabilidad de este medio ni de este reportero que las fechas de la Bitácora Electrónica de la Obra Pública fueran modificadas o mal señaladas, y que el informe de la Secoem indique que “se constató la existencia de variaciones en nombres, firmas de elaboración y visto bueno que no corresponden entre sí (…) variaciones en la forma de los involucrados en la expedición de diversos documentos y alteraciones en la fecha de elaboración tratándose presuntamente del mismo documento”. No es responsabilidad de este medio ni de este reportero que el Ayuntamiento de Morelia haya tenido que falsear documentos para justificar las obras del Parque Lineal.

Finalmente, este reportero señala que todas y cada una de las afirmaciones de la nota que objeta el Ayuntamiento se sustentan en documentos oficiales obtenidos por diversas vías.

Atentamente
Eduardo Pérez Arroyo
Periodista Publimetro-MiMorelia

Más agua sucia en el Río Chiquito: ahora el Ayuntamiento tendría que devolver casi todo lo que le dio la federación