Xoloitzcuintle nombrado como ‘El Guía’ (Foto Cortesía)

Morelia, Michoacán (Boletín).- La Secretaría de Cultura de Morelia, dependencia encabezada por Cardiela Amezcua Luna, en colaboración con las asociaciones Todos dejamos huella de Guadalajara y Futura de la capital michoacana, intervinieron las tres obras que se encuentran en el boulevard García de León.

La intervención se dio después de que las piezas escultóricas colocadas en 2018 se encontraban vandalizadas, por lo que el color blanco y rayones con los que contaban el Xoloitzcuintle, la Mariposa y el Tecolote, tomaron color y buscan enviar un mensaje de concientización a problemáticas sociales, así como el respeto al arte que se encuentra en las vías públicas del municipio.

La Mariposa representa la frialdad que cada vez más personas tienen en lugar de amar y compartir con su pareja (Foto Cortesía)

Amezcua Luna, titular de SeCultura Morelia informó que la dependencia a su cargo trabajó de la mano con las asociaciones interesadas en colaborar para darle una nueva cara a las tres esculturas, facilitándondoles los permisos necesarios.

Al artista plástico Álvaro Cuevas de Todos dejamos huella, uno de los que intervino en las obras, señaló: “Antes de hacer intervención es la colocación que se hizo en 2018. Esta interacción es para generar una unión entre aliados en causas comunes y embellecer espacios públicos”.

Por su parte Julio Ávalos, quien acudió en representación de Gilberto Morelos, presidente de la asociación Futura, expresó: “Esta galería urbana (las tres piezas) son un lienzo. Cada escultura tiene detrás una historia social magnífica, una pieza muy importante es el Tecolote por la temática que se vive con el maltrato hacia la mujer, él es el vigilante de ellas. No hay mejor galería que la calle, aquí la pueden ver todos y eso da la convivencia con el arte, existe el diálogo y esa es la gran riqueza para iniciar a construir un diálogo, conciencia y respeto”.

El Tecolote nombrado como ‘El vigilante’, representa la violencia contra la mujer (Foto Cortesía)

Respecto a la posibilidad de ser vandalizadas, detallaron tener conocimiento que el arte urbano es efímero, “no puedes tener siempre cámaras vigilando, el respeto se gana con la calidad y el talento que lo hace, si uno llega y quiere tapar una obra, deberá ser con algo mejor, creo que es más pena hacia la persona que lo hace con algo más deficiente de lo que ya existía”, explicaron en conjunto.

PO