México, Estados Unidos, Canadá, T-MEC, empresas michoacanas, cultura empresarial
Entre los principales problemas que tendrán las empresas será el modificar los contratos de trabajo de cada empleado (Foto Facebook: Secretaría De Desarrollo Económico de Michoacán)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- La entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el pasado 1 de julio, representará un reto para las empresas mexicanas, así como las de Michoacán, adaptarse a las nuevas condiciones laborales que se establecen en dicho acuerdo comercial, ya que en la práctica no se han implementado, analizó el Cristian Martínez, contador público con especialidad en Finanzas.

En el capítulo 23 «Laboral», se establecen 15 puntos y un anexo, en los que se abordan temas desde la Declaración de Compromiso Compartidos, Derechos Laborales hasta la Representación de los Trabajadores en la Negociación Colectiva en México.

En entrevista con MiMorelia.com, el analista apuntó que los requerimientos laborales establecidos en el T-MEC, en el capítulo 23, fueron elaborados en su mayoría con parámetros americanos que distan mucho de los mexicanos, ya que en el país, dijo, existen “dos culturas laborales”.

“Una es la que marca la ley y la que marca la práctica; ese es el principal obstáculo al que se van a enfrentar las empresas, porque los usos y costumbres empresariales-laborales, sin entrar al tema de estar bien o mal, no cumplen con la mayoría de esos requerimientos de T-MEC”, expuso.

En el T-MEC, en el “Artículo 23.3: Derechos Laborales”, se señala que “cada parte adoptará y mantendrá leyes y regulaciones, y prácticas que deriven de éstas, que regulen condiciones aceptables de trabajo respecto a salarios mínimos, horas de trabajo y seguridad y salud en el trabajo”.

Al respecto, el también director de la empresa Rock Brokers Inteligencia Financiera mencionó que entre los principales problemas que tendrán las empresas será el modificar los contratos de trabajo de cada empleado, así como los contratos colectivos, ya que el tema de los sindicatos se maneja distinto en Estados Unidos que en México.

El tema de las jornadas de trabajo también será algo que los empleadores deban cambiar en México, pues “si bien la Ley Federal del Trabajo marca las ocho horas, la realidad es que de una manera muy frecuente se superan”, señaló el analista.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo de Primer Trimestre 2020 del Inegi, en México en promedio la población ocupada trabajó jornadas de 43 horas por semana; solo el 6.1 por ciento de las personas labora menos de 15 horas semanales y el 27 por ciento  trabaja más de 48 horas semanales.

El contador público comentó que estos retos serán mayores en un estado como Michoacán en donde “no hay mucha cultura empresarial y el respeto a la Ley Federal del Trabajo o los requerimientos políticos en esta materia no siempre se observan, sí requiere un cambio de paradigma laboral-empresarial de México, en específico en el estado”, recalcó.

Incluso, Cristian Martínez subrayó que aunque en los estados del norte del país hay una mayor cultura al trabajo “estilo americano” y en las entidades del centro y del sur, se necesitará un mayor acompañamiento de la autoridad laboral para el tema de la capacitación en el T-MEC, porque “este tipo de políticas no están muy permeadas”.

Además, considera, de que la mayoría de los empleadores se centrarán en sobrevivir por los efectos económicos de la pandemia del Covid-19 a adaptarse a los requerimientos del tratado comercial.

“Va a representar un reto muy importante para las empresas el poderse adaptar, no será fácil, primero hay que retomar el funcionamiento empresarial ‘normal’, ya que en Estados Unidos y Canadá el gobierno central genera medidas de apoyo al sector empresarial que tienen como objetivo proteger las fuentes de empleo; en México no se han anunciado o no se anunciarán medidas, yo creo y asumo que la prioridad de los empresarios no va a estar en la adaptación, sino a la supervivencia”, opinó.

Por: Josimar Lara/SJS