Colosio
Los argumentos principales para abrir el archivo oficial fueron que se trató de un interés general (Foto: captura de video)

Por: Alina Espinoza

Ciudad de México (Rasainforma.com).- Este miércoles Mexicanos contra la corrupción y la impunidad (MCCI) publicó los expedientes secretos del asesinato de Luis Donaldo Colosio Murrieta, en el que cuentan con archivos desclasificados sobre el proceso penal condenatorio contra Mario Aburto, quien confesó el homicidio del entonces candidato presidencial priísta en 1994.

En estos expedientes contienen careos, testimonios, fotografías, vídeos y hasta un cómic que elaboró Aburto sobre el magnicidio ocurrido hace 25 años.

Está clasificado en 10 capítulos:

  • El Caballero Águila
  • Federales, testigos sin haber estado ahí
  • El cómic de Aburto
  • ¿Se preparó para matar a Colosio?
  • Aburto mencionó a Salinas
  • Escoltas de Colosio cambiaron su versión
  • Agente del Cisen tenía plomo en la mano
  • Las fotografías
  • Aburti: el actor (vídeo)

La organización estuvo recabando la información desde el 6 de marzo de 2018, cuando pidió al Consejo de la Judicatura Federal publicar el expediente, pero fue rechazado al encontrarse reservado.

Ante solicitudes de acceso a la Información de MCCI, en noviembre pasado del año pasado, el Consejo de la Judicatura Federal revocó la reserva del expediente que se mantuvo por 25 años, y ordenó hacerlo público, dijo.

Los argumentos principales para abrir el archivo oficial fueron que se trató de un interés general y que impactó en la opinión pública.

En las más de nueve mil hojas que contiene el expediente, hay documentos sobre cómo se sostuvo oficialmente la hipótesis del asesino solitario, y sobre las pruebas presentadas por la defensa de Aburto, así como dictámenes oficiales, partes policiales, declaraciones, recreaciones, entre otros.

“Este expediente se puede contrastar con el único documento oficial que podía ser consultado por los mexicanos: los cuatro tomos públicos que contienen un resumen de las investigaciones que se realizaron para esclarecer el magnicidio, y fueron publicados en el 2000 por el último fiscal del caso Colosio, Luis Raúl González Pérez”, dice el texto.