salud de suelos
Desde 1963 se celebra el Día Internacional de la Conservación del Suelo, en honor a Hugh Hammond, científico estadounidense (Foto Cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El Día Internacional de la Conservación del Suelo es una fecha en la cual se debe resaltar la importancia para los seres humanos que representa la conciencia del cuidado de los suelos, consideró Ricardo Luna García, secretario de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial.

«Esta conmemoración es relativamente joven, poco se comprendía que el bienestar de los suelos es fundamental para contar con alimentos saludables, mantener la biodiversidad en la Tierra y hacer frente también a los efectos negativos del cambio climático», abundó el titular de la Semaccdet.

Desde 1963 se celebra en el mundo cada 7 de julio el Día Internacional de la Conservación del Suelo, en honor a Hugh Hammond Bennett, científico estadounidense que dedicó sus investigaciones a demostrar que el cuidado del suelo tiene influencia directa con su capacidad productiva.

Según algunos expertos, las principales causas detectadas de destrucción de los suelos son la erosión, la tala de árboles, la sedimentación, el transporte, las malas prácticas de siembra y las quemas. La desertificación es otro factor de degradación ecológica en el que los suelos fértiles pierden total o parcialmente su capacidad productiva, mencionó Luna García.

De relevancia es conocer la expansión de los suelos para el establecimiento de huertas y cultivos, sin dejar de considerar los impactos ecológicos que pueden generar en los ecosistemas, según la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO) son la disminución de servicios ambientales y de biodiversidad, deforestación, disponibilidad de agua, erosión y contaminación, esto sucede por ejemplo con el establecimiento del cultivo de aguacate en suelos que son de vocación 100 por ciento forestal y no para siembra de esta fruta que requiere de mucha agua, comentó Ricardo Luna. Se estima que en Michoacán el cultivo de aguacate ocupa más de 140 mil hectáreas.

«Por eso, todos podemos contribuir a procurar la salud de los suelos a través de la conservación de los distintos ecosistemas, con acciones sencillas como usar abono orgánico o humus de lombriz, realizar la siembra directa, asociar cultivos para el control de plagas y la rotación inteligente de familias de cultivos», indicó.

Boletín/PO