imagen de archivo

Ciudad de México (MiMorelia.com).- El sarampión es una enfermedad infecciosa que tiene complicaciones graves como neumonía, daño cerebral o sordera e, incluso, la muerte, indicó la Secretaría de Salud (SSA).

De acuerdo con la dependencia federal, la población en más riesgo son los niños pequeños no vacunados y las mujeres embarazadas, aunque cualquier persona que no esté vacunada puede infectarse.

El sarampión es causado por un virus, es muy contagiosa debido a que se transmite con facilidad al toser o estornudar y sus síntomas son: fiebre alta, tos, escurrimiento nasal, enrojecimiento de los ojos y salpullido de puntos rojos que empieza en la cabeza y se extiende al resto del cuerpo.

La forma de prevenir el sarampión es a través de la vacuna. En México, se aplica la vacuna “Triple Viral” que protege contra sarampión, rubéola y parotiditis. La primera dosis se aplica a los 12 meses y la segunda dosis a los 5 años de edad en cualquier unidad de salud o cuando el niño o niña ingresa al primer año de primaria.