escuela palitos
Espacios de cartón, madera y lonas se han sustituido por aulas dignas para el proceso de enseñanza-aprendizaje (Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El hecho de acabar con un número importante de escuelas de palitos permitió que Michoacán avanzara de 53 a 64 indicadores educativos del Sistema Nacional de Evaluación.

En lo que va de la administración estatal se han construido 362 espacios educativos en 181 planteles de Michoacán, con una inversión de 185 millones de pesos del programa federal Escuelas al Cien.

10 escuelas de palitos, aún pendientes de ser transformadas en 2020

Autoridades educativas estiman que en la entidad se mantienen cerca de 600 escuelas de palitos, y el objetivo es que al término de esta administración no haya ningún plantel en condiciones precarias.

La titular del Instituto de Infraestructura Física Educativa del Estado de Michoacán (IIFEEM), Guadalupe Díaz Chagolla, señaló que a partir de la llegada del gobernador, Silvano Aureoles Conejo, se inició con el análisis y la búsqueda de estos espacios construidos de manera improvisada por padres de familia ante la demanda en el sector educativo, principalmente en el nivel básico.

«Para mí ha sido muy penoso y lastimoso ver cuántas escuelas se encuentran en mala calidad en todo el estado, sin baños, luz eléctrica o salones bien construidos, pero el compromiso es acabar con este rezago», Silvano Aureoles Conejo, gobernador de Michoacán. 

Silvano Aureoles
(Foto: Cortesía)

En entrevista con MiMorelia.com, la directora del IIFEEM resaltó que las llamadas escuelas de palitos han sido, durante muchos años, incluso décadas, una problemática constante que no sólo está presente en las zonas con mayor marginación, sino, por ejemplo, en la periferia de ciudades grandes como Morelia, Zamora, Uruapan, Pátzcuaro y otras de la región de Tierra Caliente.

Cabe recordar que en 2010 las autoridades a cargo del IIFEEM dieron cuenta de que en 2006 existían más de 520 escuelas de palitos en el estado, pero se estima que puedan ser un poco más de 600 centros que se encuentran actualmente en esta condición de irregularidad y precariedad.

En 2015, 9 de cada 10 escuelas se encontraban en malas condiciones en Michoacán

La funcionaria reconoció que dicha situación no se ha podido erradicar al cien por ciento, porque estos espacios, en primera instancia, son difíciles de localizar, pues no cuentan con una clave educativa otorgada por la Secretaría de Educación en el Estado (SEE), y segundo, los recursos son escasos para convertir este tipo de aulas en espacios aptos, seguros y dignos para el proceso de enseñanza-aprendizaje.

escuela palitos
(Foto: Cortesía)

Lo más complicado, expuso, es que la mayoría de estos espacios, construidos con madera, láminas o cartón, no tienen los documentos que garanticen la propiedad; por tanto, el IIFEEM corre el riesgo de que los dueños del terreno puedan reclamarlo, y es por eso que el proceso de construcción es tardado y complejo.

Díaz Chagolla aseguró que este tema ha sido uno de los principales asuntos que ha atendido el gobernador; por ello, en lo que va de esta administración se han construido 362 espacios educativos en 181 planteles del nivel básico, con una inversión de 185 millones de pesos correspondientes al programa federal Escuelas al Cien, así como del Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM); sin embargo, aún hay planteles que son intervenidos, como las secundarias 155, 161, 162 y 143, que se encuentran en Morelia.

escuela
(Foto: Cortesía)

Las modificaciones se han hecho en municipios como Tarímbaro, Tzitzio, Zamora, Uruapan, Jiquilpan, Tacámbaro, Aquila, Lázaro Cárdenas, Apatzingán, Huetamo, Indaparapeo, Santa Ana Maya, Charo, Zitácuaro, Los Reyes, Zacapu, Hidalgo, Paracho, Huiramba, Cuitzeo, Ziracuaretiro, Coalcomán, Nuevo Urecho, Gabriel Zamora, Queréndaro, Zinapécuaro e Irimbo.

En tanto, autoridades de la SEE reconocieron que en la entidad aún hay padres de familia y maestros que se cooperan para construir una escuela o aulas en medio de terrenos sin clave escolar, y sin cumplir con los protocolos de construcción; en muchos casos los salones son utilizados como almacenes, bodegas y áreas administrativas.

Por: Guadalupe Martínez/rmr