La atención a la población infantil ha sido para el CRAM una constante

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El Centro Regional de las Artes de Michoacán (CRAM), dependiente de la Secretaría de Cultura de Michoacán (Secum) y que opera con apoyo económico de la Secretaría de Cultura federal, en apenas 11 meses ha brindado atención a 20 mil 295 personas.

Entre sus actividades resalta la producción de dos óperas: Serpina, basada en la ópera bufa La Serva Padrona, en la que se integró tecnología de punta para la elaboración de escenografía digital y que, además de sus presentaciones en el Teatro Obrero, ofreció funciones gratuitas en Jiquilpan, Nahuatzen, Uruapan y Jiquilpan; La Traviata, con la participación del Coro del CRAM y solistas invitados, se presentó en Zamora como parte del proceso de capacitación vocal para los alumnos de la región. Asimismo, se desarrolló el Primer Taller Integral de Canto en el que los alumnos provenientes de cinco estados del país obtuvieron capacitación en Técnica Vocal, Interpretación y Gestión Cultural.

A la par, se han dado pasos firmes hacia el tránsito a la era digital, con un total de 10 talleres especializados en la recopilación de imágenes para su tratamiento por medios electrónicos. En lo que se refiere a la sonorización, se han ofrecido talleres con especialistas de reconocimiento nacional e internacional que han interactuado con un público principalmente joven que radica en la región Lerma-Chapala de Michoacán, así como con interesados que llegan provenientes de la ciudad de México, y de los estados de Jalisco, Guanajuato y Colima, debido a que este Centro cuenta con el equipo más avanzado en la región para realizar cortometrajes y largometrajes, animación digital, edición de imagen fija y video mapping.

Una eje fundamental del trabajo de la Secretaría de Cultura es la Capacitación a Docentes y desde el Centro Regional de las Artes de Zamora se ha desplegado un programa de capacitación progresiva en lo que se refiere a la Educación Artística, y que consta de 10 actividades académicas que comprenden talleres, seminarios y diplomados en los que docentes michoacanos se adentran en las técnicas de la enseñanza presencial a alumnos de distintos niveles educativos, antes de dominar las herramientas de la educación a distancia que ofrece la tecnología contemporánea. Los encargados de ofrecer dicha capacitación son enviados, en la mayoría de los casos, por el Gobierno Federal a través de la Secretaría de Cultura, mientras que en otros, son requeridos con base en propuestas pedagógicas que se ajustan a los planes de desarrollo académico que ofrece el CRAM en su programación anual.

Como centro de alto nivel, el CRAM ha brindado una importante cantidad de Clases Maestras que contribuyen a la capacitación para ejecutantes de distintas disciplinas artísticas, que al igual que otras actividades de desarrollo de habilidades, atraen la atención del público michoacano y de habitantes de las entidades vecinas, debido al programa que ofrecen los expositores como a su trayectoria en tanto exponentes con reconocimiento internacional.

La atención a la población infantil ha sido para el CRAM una constante, por lo  que niños y jóvenes obtienen sus primeros conocimientos en lo que se refiere a lenguajes y creación artística a través de 31 talleres, tanto permanentes como cíclicos, en las áreas de música, danza, artes plásticas y visuales en distintos niveles de profundización, ya que cada uno de ellos toma en cuenta tanto la interdisciplinariedad como la especialización, abriendo también las puertas a grupos de promotores independientes que solicitan las instalaciones del CRAM para desarrollar sus propios proyectos de enseñanza artística no formal.

Finalmente, la animación cultural arroja un total de 35 presentaciones artísticas desarrolladas de febrero a septiembre, tanto en el Teatro Obrero como en las instalaciones del CRAM, lo que ha permitido la proliferación de nuevas propuestas ciudadanas que obtienen el apoyo institucional para lograr una mayor penetración entre el público regional por medio de estrategias de difusión más efectivas y con estándares de calidad que se ajustan al arte académico, al presentar a la audiencia propuestas basadas en conceptos artísticos que funden su origen regional con los lenguajes artísticos históricos y contemporáneos.

De esta manera, el Centro Regional de las Artes de Zamora ha ido avanzando en varios sentidos: capacitación artística continua, formación de nuevos públicos, modernización de los sistemas de producción audiovisual y descentralización de sus actividades artísticas, lo que lo acerca realmente a su función primaria: Centro Regional de las Artes, con lo que se ve beneficiada la región Lerma-Chapala de Michoacán, así como los estado vecinos de Jalisco, Guanajuato y Colima.