Molina Garduño subrayó que de no atenderse este problema “en 20 años vamos a tener un problema gravísimo de agua (Foto: pixabay.com)

Por: Josimar Lara/@josimar2188

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El presidente estatal de la Cámara Nacional de la Industria de la Maderera (Canainma); Roberto Molina Garduño, expuso que es necesario que las autoridades estatales tomen acciones y detengan el cambio de uso de suelo en Michoacán, ya que ha provocado que se pierda alrededor de 68 por ciento de los bosques en Michoacán.

“A las autoridades les hace falta meter mano dura; hace 30 años teníamos inventario de tres millones de hectárea de bosque, hoy tenemos 1 millón 182 mil hectáreas, quiere decir que se ha perdido 68 por ciento de la superficie boscosa, esto es terriblemente grave”, expuso en entrevista con medios de comunicación.

El dirigente de Canainma señaló que las dependencias correspondientes en el tema ambiental deben tener “mano dura” para no dejar que se instalen más huertas de aguacate, así como controlar y verificar tanto a las madererias como aserraderos, para que no incurran en prácticas que atenten contra los bosques.

“Si algún aserradero está haciendo uso ilegal de madera, por su puesto que tienen que ser sancionados y tienen que ver un culpable”, manifestó.

Molina Garduño subrayó que de no atenderse este problema “en 20 años vamos a tener un problema gravísimo de agua, que ya hay en algunos municipios que lo padecen” ; por lo que, dijo, se deben implementar modelos de infraestructura para el desarrollo sustentable en los bosques.

Aclaró que en esta problemática no se puede culpar a un solo sector; sino que todos los involucrados deben integrar una mesa de análisis sobre el bosque, “porque es una responsabilidad como michoacanos que todos actuemos en consecuencia y hagamos algo para proteger y recuperar la masa boscosa que se ha perdido”.

JRR