La carretera beneficiará a más de 10 comunidades de Michoacán y Guerrero

Por: Héctor Jiménez/@Hectorjjmm 

Huetamo, Michoacán (MiMorelia.com).- Durante el arranque de la carretera Comburindio-Zirándaro, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, admitió que esta obra puede facilitar el acceso a células criminales del estado de Guerrero, por lo cual deberá reforzarse la seguridad en la zona.

El mandatario aseguró que estos problemas de inseguridad no deben frenar el aumento de las comunicaciones del estado, por lo que se prevé instalar un arco de seguridad en la carretera, para tener registro de las personas de Guerrero que ingresen a Michoacán por esta vía.

De acuerdo con la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas (SCOP) la carretera beneficiará a más de 10 comunidades de Michoacán y Guerrero, tendrá una longitud de cinco kilómetros y una inversión de 12 millones de pesos.

tmt