(Foto Cortesía)

Morelia, Michoacán (Boletín).- Los diputados Salvador Arvizu y Sergio Báez, integrantes de la Comisión de Comunicaciones y Transportes del Congreso local, se reunieron con representantes legales de verificentros en Michoacán.

Agregó que no quieren dañar a nadie, a lo mejor ustedes están en una postura en la que defienden sus intereses, queremos ver cómo podemos transitar en este asunto para por cuidar por una parte que la población no cargue con impuestos que no tendrá ningún impacto positivo para ellos, y por otra que no se afecten significativamente los intereses del sector que representan.

Por su parte, el diputado Sergio Báez destacó que para formular un razonamiento claro sobre este tema es indispensable escuchar todos los puntos de vista; esto nos permitirá poner sobre la mesa de análisis todos los elementos para no tomar posiciones, ni decisiones arbitrarias que afecten la economía de los michoacanos.

Por su parte, los representantes legales de los verficentros expusieron que el programa de verificación vehicular funcionará como un mecanismo de control de emisiones vehiculares cuyo objetivo es contribuir a contener el deterioro de la calidad del aire y a mitigar las causas del cambio climático.

Lo anterior, ante los altos niveles de contaminación que se han registrado en los últimos años principalmente en la zona metropolitana de Morelia, que cuenta con un registro entre los 50 y los 80 IMECAS, colocándola como la quinta ciudad con mayor índice de contaminación del país.

Agregaron que los centros de verificación vehicular son empresas legalmente constituidas que fueron creadas para apoyar los programas de protección del medio ambiente, y que serán las autoridades quienes decidirán si un vehículo debe circular o no.

PO