Desde el año 2,000 año con año el déficit en el rubro se ha ido incrementado, señaló

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Redacción).- El Auditor Superior de Michoacán, José Luis López Salgado señaló que el boquete financiero de Michoacán en gran medida se origina a la problemática que se vive en el Sector Educativo de la entidad, ya que desde el año 2,000 año con año el déficit en el rubro se ha ido incrementado.

«El análisis donde empezamos a ver la declive presupuestal y financiero fue en el ejercicio 2000, empieza a haber déficit de 775 millones de pesos, es decir el Congreso del Estado autoriza a la Secretaría de Educación la cantidad de 6 mil 615 millones de pesos, sin embargo el ejercicio de los mismos se va a 7 mil 389 mdp«, detalló en entrevista para el noticiario michoacano RASA Informa, conducido por Víctor Americano.

En este sentido, el funcionario estatal señaló que en previo a esos años, el Gobierno Federal «trataba muy bien a sus gobernadores» y en las situaciones graves «siempre entraron al rescate«.

Por otro lado, reconoció que la Federación «consciente de esa trasferencia de responsabilidad lo había venido haciendo. Hasta el 2010 Michoacán era beneficiado cada diciembre por lo menos con mil 500 mdp adicionales a los que se establecían en el presupuesto de egresos, situación que se agravó por el conflicto entre el gobierno del Estado y el Gobierno Federal«.

López Salgado consideró que el Gobierno no tuvo la capacidad para planear sus finanzas y la planeación puede ser rebasada más allá de los compromisos que se han asumido con los sindicatos.

Bajo este esquema, subrayó que fue en el 2011 –durante la administración de Leonel Godoy Rangel- cuando más se acentuó el déficit en el sector educativo en Michoacán, ya que de los 14 mil 836 mdp que se otorgaron, el gasto en el rubro se fue hasta los 19 mil 418 millones de pesos, lo que representa un déficit tan solo en ese año de 4 mil 582 mdp.

«Uno de los errores es que de manera irresponsable se han venido incorporando al sistema educativo michoacano plazas que no están reconocidas por la Federación y aunque pudieran tener un reconocimiento en el ejercicio presupuestal siguiente, el haberlas incorporado un año antes del reconocimiento, ya tuviste déficit presupuestales que la propia federación no te reconoce» opinó.

En otro orden de ideas, José Luis López recordó que la deuda con instituciones financieras y pasivos de Michoacán, hasta el 31 de diciembre del 2015 era de 30 mil 224 millones de pesos.