Corrupcion, Michoacan
Hace cuatro años que no se actualiza el padrón estatal de trabajadores de la educación de Michoacán (Foto: Senado de la República)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- En el área jurídica de la Secretaría de Educación en el Estado (SEE) existen diez casos relacionados con la venta de plazas, los cuales se encuentran en tribunales de justicia penal y datan de 2010 a 2014, antes de la promulgación de la Reforma Educativa peñista. Se presume que los precios de las claves en la entidad oscilan entre 170 mil y 300 mil pesos.

No obstante el dato oficial, la agrupación Mexicanos Primero en Michoacán sostiene que el fenómeno es mayor (reporta 30 denuncias) y es posible que esté vigente, pese a las reformas implementadas para el control de las plazas. Atribuye esto a que la irregularidad permanece oculta durante años, por la falta de denuncias.

corrupcion_michoacan
(Foto: Ilustrativa)

En lo que va de la administración de Silvano Aureoles Conejo ha sido despedida una trabajadora de la Secretaría de Educación por vender plazas de maestros en Michoacán.

Reporta la SEE 10 casos por venta de plazas

En entrevista con Publimetro, el encargado del despacho de la SEE, Héctor Ayala Morales, dijo que de 2015 a la fecha (durante la administración de Silvano Aureoles Conejo) la dependencia no ha detectado a funcionarios educativos o a otras personas que se dediquen a defraudar a ciudadanos de Michoacán, pues –afirma–la anterior Reforma Educativa estableció claramente los mecanismos de ingreso, así como la cancelación de entrega de plazas automáticas, que podrían ser un factor de posible “corrupción”.

Aunque no descartó que esta práctica ilegal pueda seguir presentándose al interior del sector educativo en la entidad, dijo que no tiene, al menos hasta ahora, las pruebas fehacientes que comprueben los casos; por ello, pide a las personas que pudieran ser víctimas de la venta de plazas presentar las denuncias correspondientes tanto en el área jurídica de la SEE como ante la Fiscalía General del Estado (FGE).

A decir del funcionario, antes de la Reforma peñista, tan cuestionada y rechazada por los docentes del ala disidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), el mecanismo todavía operaba con propuestas para el ingreso al nivel primaria por parte de los líderes gremiales, lo cual originó una serie de irregularidades que también pudieron ser ejecutadas por algunos funcionarios de la SEE. Sin embargo, Ayala Morales aseguró que todos los casos posibles de venta de plazas fueron atendidos entre 2016 y 2018.

En la actualidad, aseguró, la dependencia a su cargo sólo tiene reconocidos diez casos por venta de plazas, los cuales se encuentran en el ámbito jurídico y será la autoridad correspondiente la que determine a quién le asiste o no el derecho de ostentar la clave educativa. Además, añadió, la autoridad es respetuosa de las resoluciones y cuando se otorga el fallo, la autoridad debe dar de alta a la persona al interior del sector para que pueda ingresar al centro de trabajo.

Ayala Morales señaló que los encargados de cada escuela –directores, supervisores y jefes de sector– son responsables de evitar que una persona sin relación laboral formal con la SEE, es decir, que no haya ingresado por la vía legal al sistema educativo como está previsto en la Ley General del Sistema de Carrera de los Maestros y Maestras, que prevé el ingreso educativo, pueda ostentar una plaza.

Hector Ayala, SEE
(Foto: Guadalupe Martínez)

Aseguró que la dependencia, en cuanto tiene registro de algún funcionario involucrado en la venta ilegal de plazas educativas, inmediatamente lo da de baja de su puesto.

Asimismo, aclaró que en la SEE “no existen mafias ni grupos criminales” dedicados al tráfico o la venta de plazas, pero lo que sí hay, admitió, es engaño y fraude contra los afectados.

“Se trata de un engaño, el cual debe ser denunciado ante las instancias correspondientes para que sea reparado el daño. Las plazas no deben estar en el comercio; eso es ilegal e incorrecto. Debe quedar claro que no está validado por la autoridad”, reiteró.

¿Deben existir más candados en el sistema de ingreso?

El encargado del despacho de la SEE considera que no son necesarios más “candados” a la legislación actual, debido a que la Unidad del Sistema para la Carrera de las Maestras y Maestros (USCMM) es la que prevé el ingreso para ostentar una clave. El artículo 39 señala que “la admisión al servicio de educación básica que imparta el Estado se realizará mediante procesos anuales de selección, a los que concurran los aspirantes en igualdad de condiciones, los cuales serán públicos, transparentes, equitativos e imparciales”.

“Estos procesos apreciarán los conocimientos, aptitudes y experiencia necesarios para el aprendizaje y el desarrollo integral de los educandos y asegurar la contratación del personal que cumpla con el perfil profesional necesario, de conformidad con los siguientes términos y criterios:

I. Las plazas vacantes a ocupar, objeto de la convocatoria respectiva, sólo serán las registradas en el Sistema Abierto y Transparente de Asignación de Plazas para la ocupación y que sean validadas por la Secretaría, en términos de esta ley.
II. Las autoridades educativas de las entidades federativas, previa autorización de la Secretaría, emitirán las convocatorias correspondientes, las cuales responderán a los contextos regionales de la prestación del servicio educativo, en las que se señalarán el número y características de las plazas disponibles; el perfil profesional que deberán cumplir los aspirantes; los requisitos, términos y fechas de registro; las etapas que comprenderá el proceso; la fecha de publicación de los resultados; las reglas para la asignación de las plazas y los demás elementos que la Secretaría estime pertinentes.
III. Las convocatorias se publicarán con un plazo mínimo de treinta días naturales a la realización de los procesos de selección para la admisión, en apego al calendario anual.
El funcionario destacó que sólo es cuestión de tiempo para que todo el sistema educativo trabaje en la misma sintonía para que los estudiantes cuenten con un maestro titulado, sin antecedentes penales, y que sea únicamente con base en lo que prevé la ley.

Maestra en Jiquilpan es señalada como “duplicadora”

El pasado 17 de enero, en redes sociales se hizo viral un video en el que se mostró a una supuesta profesora del municipio de Jiquilpan, quien entre lágrimas y gritos enfrentó al encargado del despacho de la SEE para denunciar que por varios años no ha podido cobrar su salario debido a que la clave asignada desde 2012 se le entregó presuntamente a un funcionario público.

La maestra de la Escuela Primaria “Ignacio A. Gudiño” de la zona escolar 077, ubicada en Jiquilpan, aseguró durante una actividad en el patio principal del plantel, que su plaza le fue “arrebatada” sin ninguna justificación, y a pesar de las denuncias interpuestas, las solicitudes de audiencia con las autoridades de la SEE no han tenido respuesta.

#Lamentable #Michoacán Se viraliza otro video donde una maestra desesperada y llorando exige en un evento público su sueldo y plaza al Secretario de Educación Héctor Ayala, quien se burla y ríe de la situación. Secretaría de Educación Pública Esteban Moctezuma Barragan Héctor Martín Garza González

Posted by Educare noticias on Friday, January 17, 2020

Al respecto, Ayala Morales informó que entre 2014 y 2015 se llevó a cabo un dictamen jurídico, en el cual la mujer fue señalada como “duplicadora”, pues se le asignó una plaza que no le correspondía, por ello fue dada de baja del sistema; incluso, dijo que hay una actuación administrativa durante ese periodo por ostentar una clave sin realizar los trámites correspondientes de ingreso al sistema educativo.

“El despacho Uribe y Covarrubias, que fue contratado por la SEE, determinó que no le correspondía la plaza, porque la persona incurrió en un acto irregular; incluso, todavía sigue en litigio, pero seremos respetuosos de lo que digan los tribunales. Todas las plazas se asignan de manera transparente”, aseveró.

Mexicanos Primero reporta 30 casos; pide que se endurezcan las penas

Entre 2009 y 2019, Mexicanos Primero en Michoacán ha recibido 30 denuncias de personas que fueron presuntamente “estafadas” cuando funcionarios o gente “desconocida” les vendió una plaza, administrativa o para dar clases, por un monto superior a los 300 mil pesos.

El presidente de la organización, Erik Avilés Martínez, consideró que el tráfico de plazas en el sector educativo del estado es uno de los escándalos de corrupción más “rampantes” debido a múltiples factores que lo visibilizan, por más que los involucrados buscan minimizar, normalizar y hasta trivializar la situación.

El especialista en materia educativa calificó la legislación en Michoacán como “ridícula” y “patética”, pues considera que no hay delito que perseguir de acuerdo con el Código Penal del Estado.

“La única manera en la que un delincuente puede ser vinculado a proceso en esta entidad por traficar con las plazas de los maestros y de los niños michoacanos es mediante el delito de fraude; es decir, a la cárcel solamente van aquellos que prometen una plaza docente, la venden y no le cumplen al comprador”, agregó.

De acuerdo con Avilés Martínez, hay muchas razones por las cuales el tráfico de plazas es del dominio público, entre ellas destaca el hecho de que los compradores “nunca se quedan callados”; más aún, muy raramente poseen el perfil académico, la experiencia profesional, la vocación o, al menos, la discreción para cometer un ilícito de esta índole.

Aunado a lo anterior, dijo, las personas llegan a un espacio de servicio donde están rodeadas de compañeros que conocen los procesos legales y “oscuros” para ingresar al servicio profesional docente; así como de estudiantes, quienes muy rápidamente se dan cuenta de las competencias docentes o de asistencia a la educación que poseen los corruptos que se han hecho ilegalmente de una plaza.

Por otra parte, desde las redes del tráfico de plazas, la necesidad de encontrar compradores les impele a ofrecer los espacios laborales entre la sociedad en general, lo cual hace que muchos ciudadanos se enteren de este ilícito.

“Prácticamente todos los michoacanos conocemos a alguien que cobra en la Secretaría de Educación sin poseer mérito alguno, pero es la autoridad la que debería poner orden, sin poseer de lleno las atribuciones específicas ni el marco legal para castigar ejemplarmente a quienes cometen estos ilícitos”, añadió.

De 2009 a la fecha, Mexicanos Primero ha recibido alrededor de 30 denuncias de personas que entregaron fuertes cantidades de dinero a cambio de una plaza administrativa, de intendencia, apoyo a la educación, para asistentes o docentes; sin embargo, nunca obtuvieron la clave pero sí depositaron entre 250 mil y 300 mil pesos.

dinero, michoacan
(Foto: Archivo)

Se presumen más casos de venta de plazas, pero no muchos lo denuncian, porque se carece de una legislación que sancione esta práctica ilegal al interior del sector educativo. “La compraventa de plazas dentro del sistema no es una leyenda urbana, toda vez que no existen políticas públicas que la controlen, ni está tipificada como delito en el Código Penal del estado”, refirió.

Dijo que si una plaza se cotiza en 300 mil pesos en el llamado “mercado negro” más el retroactivo, y si se toma en cuenta que una tercera parte de las plazas de los trabajadores de la educación son estatales, es decir, “opacas” y sin reglas de transparencia, quiere decir que se “derraman” cientos de millones de pesos anualmente.

Aseguró que desde Mexicanos Primero Michoacán han levantado la voz respecto a la comisión de estas irregularidades. Por ejemplo, en su momento la conformación del Sistema Estatal Anticorrupción, cuya creación fue impulsada por dicha organización, pero a la fecha no conoce una sola acción que se haya emprendido desde esa trinchera.

Avilés Martínez resaltó que, ante la aparente omisión gubernamental y de organismos anticorrupción, han expuesto la urgencia de modificar el Código Penal del Estado de Michoacán para tipificar la oferta de espacios laborales en el sector público como un delito que se sancione con cárcel, toda vez que la contratación irregular de personal atenta “gravemente” contra el derecho de aprender de los michoacanos, a la par que “desvía y despilfarra recursos”, también denigra y ridiculiza la profesión docente hasta manchar la reputación de un gremio de alta trascendencia social.

Grupos delictivos, implicados

En abril de 2019, el gobernador del estado, Silvano Aureoles Conejo, denunció en un acto público que el delincuente Servando Gómez Martínez, alias “La Tuta”, fue responsable de la venta de plazas magisteriales en Michoacán.

tuta, plazas
(Foto: @LupitaJuarezH)

Según el mandatario, el ex líder de un grupo criminal traficó y vendió plazas en el “mercado negro” por hasta 300 mil pesos. Durante el inicio del Tercer Encuentro Estatal de Participación Social en la Educación, el gobernador reconoció que durante mucho tiempo en Michoacán el tema de la venta de plazas se “puso feo”, al grado de que los grupos criminales aprovecharon para obtener ganancias a costa de la necesidad de los maestros.

“Las vendían en 300 mil pesos. Con decirles que hasta La Tuta las vendía cuando era profesor, y se convirtió en un negocio jugoso y atractivo para la delincuencia”, pero aseguró que estas irregularidades se acabaron cuando se aprobó la Reforma Educativa en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Una funcionaria cesada por vender plazas

En lo que va de la administración de Silvano Aureoles Conejo ha sido despedida una trabajadora de la Secretaría de Educación por vender plazas de maestros en Michoacán. Se trata de Corina Erika Guía, empleada del Departamento de Capacitación de la dependencia.

Corina Erika Guia
(Foto: Captura)

Lo anterior sucedió a finales de 2019, durante la gestión de Alberto Frutis Solís como titular de la SEE, y quien narró que la detección del caso de la ex funcionaria ocurrió cuando un grupo de más de 50 personas la denunciaron ante la Fiscalía General del Estado (FGE) por los presuntos delitos de fraude y abuso de confianza.

Según el ex titular de la Secretaría de Educación, los afectados aseguraron que la persona acusada les vendió plazas que nunca fueron entregadas, por un precio que osciló entre los 200 mil y 300 mil pesos cada una.

En su momento, Frutis Solís señaló que “en los últimos meses se ha trabajado para desmantelar a una red de personas que se dedica a la venta de claves al interior del sector educativo”.

CNTE registró 200 supuestos casos

En julio de 2018, los integrantes del área jurídica de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) informaron que tienen registrados alrededor de 200 casos relacionados con la venta de plazas presuntamente por funcionarios estatales. Este reporte es de 2010 a la fecha, aproximadamente, pues son los que fueron denunciados por los maestros ante el magisterio disidente.

Todos esos casos presentados ante la Sección XVIII de la CNTE se encuentran en proceso de investigación o de litigio ante las instancias correspondientes, y por ser un tema complejo, dijo Víctor Manuel Alvarado Villegas, secretario de Asuntos Jurídicos, no es fácil de resolver porque se necesita presentar las pruebas correspondientes.

Durante la gestión de Juan José Ortega Madrigal al frente del Comité Ejecutivo Seccional de la CNTE se acreditó la venta de tres plazas, ante lo cual, los profesores involucrados fueron separados de toda representación sindical, y se aclaró que ninguno de los que fueron expulsados del gremio se encuentran ejerciendo algún cargo al interior del sistema educativo.

A mí me defraudó un funcionario de la SEE; me debe 55 mil pesos

Ruth Aguirre, originaria del municipio de Jiquilpan, recordó que en marzo de 2015 Rafael Ramírez Madrigal, funcionario activo en la SEE, acudió a su domicilio, supuestamente un conocido maestro de aquella región, para ofrecerle una clave administrativa en el sector educativo de Michoacán.

El presunto funcionario estatal, originario de Lázaro Cárdenas, le explicó a la joven que el proceso era 100% seguro y rápido, pues ya se tenía el espacio para que pudiera laborar en un centro de trabajo educativo de Jiquilpan, una vez que entre los grupos magisteriales aprobaran los nuevos lugares. Tras el convencimiento de Ramírez Madrigal, Ruth Aguirre accedió, y acordó visitarlo en la capital michoacana para llevarle la documentación que le habían pedido.

“Me acuerdo que días después de vernos en mi casa, donde mis padres estuvieron de testigos, fui a la SEE, pero las oficinas estaban tomadas, así que lo vi a la vuelta del edificio para entregarle los documentos”.

Según el testimonio que dio a este diario, el funcionario de la SEE le informó que el costo total de la plaza sería de 270 mil pesos, pero necesitaría de inicio el pago de 55 mil para que pudiera llevar a cabo el proceso ante la dependencia, los cuales, dijo, fueron depositados.

Después de unas semanas de no responder llamadas telefónicas ni mensajes, supo que había sido estafada por el hombre que dijo ser funcionario activo de la SEE en Michoacán, por lo que de 2015 a la fecha no ha tenido ninguna respuesta de Ramírez Madrigal, pese a que lo ha buscado en las oficinas centrales.

“Lo único que quiero es el reintegro de 55 mil pesos, es dinero que yo le entregué a cambio de obtener un beneficio que supuestamente ya estaba concretado para que pudiera tener trabajo. El (funcionario) se comprometió a regresarme el recurso económico en caso de no tener éxito, pero no me contesta los mensajes”, expuso.

Citas:

“El gobierno no ha detectado ningún grupo de personas o de funcionarios que se dediquen a la venta de plazas. Nosotros estamos muy atentos para que no pase esto, pero reiteramos que esta ilegalidad debe ser denunciada ante la FGE”. Héctor Ayala Morales, encargado del despacho de la SEE

“Hace cuatro años que no se actualiza el padrón estatal de trabajadores de la educación de Michoacán, además de que desde hace un año se ocultó del portal www.edumich.edu.mx, donde solía estar accesible para su consulta pública”. Erik Avilés Martínez, presidente de Mexicanos Primero

Numeralia:

-70 mil trabajadores de la educación en Michoacán
-Más de 9 mil 600 escuelas del nivel básico
-22 regiones magisteriales en Michoacán
-Los costos de una plaza en la entidad oscilan entre 170 mil y 300 mil pesos, según el nivel educativo
-21 mil millones de pesos es el presupuesto de la SEE
-Déficit de 6 mil millones de pesos en educación

 

Por: Guadalupe Martínez/CA