ciencia
De continuar con estos casos, podría ser el fin del proyecto, anticipan expertos (Foto: astrazeneca.com)

Ciudad de México (Rasainforma.com).- Tras la aplicación de prueba de la vacuna de AstraZeneca contra el Covid-19, uno de sus voluntarios desarrolló una enfermedad neurológica «inexplicable».

Ante ello la farmacéutica señaló que no hay evidencia suficiente para determinar que el padecimiento de la persona se deba a la sustancia aplicada en la vacuna.

Se trata de una mujer la que habría enfermado, en un primer caso también se trató de una fémina, a raíz de ello los ensayos clínicos se suspendieron pero fueron retomados tiempo después.

AstraZeneca señaló a The New York Times que aún no cuentan con el diagnóstico de este segundo caso, sin embargo fuentes cercanas al caso señalan que la voluntaria desarrolló mielitis transversal, lo mismo que la mujer del primer caso.

En ese momento, la voluntaria del proyecto de vacuna desarrolló inflamación de la médula espinal, también llamada mielitis transversal, que entre otras cosas provoca debilidad en los brazos y piernas. Una portavoz dijo al Times que dicha persona tenía un caso previo -y que no había sido detectado-, de esclerosis múltiple.

En el segundo caso, la mujer presentó estos males tras la aplicación de la segunda dosis de la vacuna que desarrolla AstraZeneca. La farmacéutica determinó tras una revisión que era poco probable que las enfermedades mencionadas estuvieran ligadas a la vacuna.

Al respecto, algunos expertos tienen dudas, por ejemplo Mark Slifka, especializado en vacunas de la Universidad de Salud y Ciencias de Oregon, quien señaló al Times “Si hay dos casos, esto empieza a parecer un patrón peligroso. Si surge un tercer caso de enfermedad neurológica en el grupo donde se está probando la vacuna, tal vez sea el final del proyecto”.

Por: Ariana Castellanos/rmr