“No nos vamos a sentar a negociar o dialogar con la CNTE", dijo

Ciudad de México (Rasainforma.com/Mar Pérez).- El secretario de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño Mayer, informó este lunes que cuatro mil 300 maestros, serán dados de baja por no asistir a clases por el paro que se mantiene en cuatro estados de la república mexicana.

“Estamos en la construcción de un estado de Derecho, o profundizándolo, vienen las notificaciones, los maestros tienen derecho a 10 días hábiles para responder a esas notificaciones, es un proceso que llevará cuatro semanas, pero llegaremos al punto en que serán dados de baja y serán sustituidos”.

El funcionario indicó que los integrantes de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE), han solicitado un diálogo pero con la intensión de rechazar la Reforma Educativa y evitar la aplicación de la evaluación en Michoacán, Guerrero, Oaxaca y Chiapas.

“No nos vamos a sentar a negociar o dialogar con la CNTE mientras sus planteamientos sigan siendo (…) no aceptar la ley”.

El también maestro destacó que es necesario hacer una reconstrucción para que los actores políticos entiendan que “el viejo sistema se acabó y hoy tienen que cumplir con la ley. No puede haber diálogo hasta que no cumplan con ello”.

“En el momento en que la Coordinadora entienda esto y cambie de opinión, regrese a clases, acepte públicamente la Reforma Educativa (…) en ese momento con gusto nos sentamos a escuchar sus inquietudes, creemos que el diálogo es muy importante”.

Calificó al paro como “ilegal” y se mostró aliviado al indicar que por primera vez, la mayoría de los maestros no siguieron al llamado de la CNTE y la mayoría de las escuelas en las cuatro entidades están en funcionamiento.

En cuanto al tema acontecido la semana pasada en el municipio de Comitán, Chiapas, donde unos maestros fueron rapados, Nuño Mayer aseguró que los responsables también serán dados de baja y recibirán un castigo conforme la ley corresponde.

Declaró que en ese sentido, la SEP trabaja con la Procuraduría General de Justicia del Estado de Chiapas para que dichos actos “de barbarie” no vuelvan a suceder.