niño adopcion familia
Se busca disminuir los lapsos para que los menores pasen menos tiempo institucionalizados (Foto: FB/Sistema DIF Michoacán)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El gobernador del estado, Silvano Aureoles Conejo, presentará una iniciativa de reforma a la Ley de Adopción del Estado de Michoacán para quitar los candados que ésta tiene, asimismo, ya se trabaja con los diputados para que los menores pasen el menor tiempo posible en los centros de Asistencia Social y puedan convivir con una familia, informó Rocío Beamonte Romero, directora del Sistema DIF estatal.

Y es que la Ley de Adopción dice que se tiene que buscar si no hay papás, si no hay abuelos, si no hay tíos, hasta la cuarta generación «y nos tardamos mucho tiempo para buscar hasta la cuarta generación, porque hay personas que ya viven en Estados Unidos, que no encontramos pero si no tenemos esa constancia no los podemos dar».

rocio beamonte romero dif
(Foto: Fátima Miranda)

La reforma de ley dice que se investigue únicamente hasta los papás y los abuelos, para que el menor pase el menor tiempo institucionalizado, «esta reforma ayudará muchísimo, porque yo no puedo dar un niño en adopción y que aparezca de repente una tía y diga ‘yo lo quiero’, jurídicamente estaría yo faltando al tema».

Destacó que actualmente no es que haya habido una disminución de trámites, sino que el tiempo para el proceso es menor, en cuestión de que si en 45 días no se presenta nadie por parte de Fiscalía General de Justicia del Estado a reclamar al menor, se cierra la carpeta, y queda a disposición del DIF para darlo en adopción.

Sólo una adopción en 2019, sin embargo, 99 menores han sido reintegrados a sus familias

La directora del DIF Michoacán informó que en este año se ha reintegrado con sus familias a 99 niños que se encontraban bajo el resguardo del Sistema DIF estatal, únicamente se ha concretado una adopción y hay dos niñas de 5 y 6 años de edad susceptibles de adopción quienes tienen discapacidad múltiple lo que dificulta aún más que las parejas decidan adoptarlas.

Beamonte Romero aseguró que «los matrimonios quieren bebés, los cuales no tenemos».

Recordó que en el proceso de adopción no existe el derecho a adoptar, sino a ser adoptado «porque lo que estamos protegiendo es el interés superior de las niñas, niños y adolescentes», por esta razón, indicó, «estamos buscando a los mejores matrimonios porque todos los niños que están con nosotros tienen una condición, ya fueron violentados, esto implica que tienen que tener un acompañamiento psicológico siempre para ayudarles».

Dijo que es importante que se conozca el procedimiento, porque son 363 niños los que viven en los CAS, pero la mayoría tienen papas o familia, «a veces los papás están ocupados, entonces buscamos a la red familiar para que vivan en sus familias por las precauciones que esto implica, por si fueron violentados; es la fiscalía la que investiga y determina si se corre riesgo».

Además de que en muchas ocasiones se tiene que trabajar psicológicamente con los papás, porque algunas familias se olvidan, «no vienen a las reuniones».

Por: Fátima Miranda/rmr