Mandos refirieron que no se va a bajar la guardia

Parácuaro, Michoacán (MiMorelia.com/RED 113).- Los agresores de la Policía Michoacán, de la emboscada sucedida la madrugada de este miércoles en la carretera federal Apatzingán-Nueva Italia, aún son buscados por los agentes de Seguridad Pública y el Ejército Mexicano.

Fuentes allegadas al gobierno refirieron que se sospecha que el ataque ocurrido fue a consecuencia de los recientes golpes que las fuerzas estatales y federales han dado a las células delictivas que tienen presencia en la región.

También añadieron que al repeler los uniformados la agresión antes referida y lograr que los pistoleros huyeran fue asegurada una camioneta que los delincuentes abandonaron: una Ford, de la línea Escape, de color blanco, misma que tenía impactos de bala en la carrocería.

Como se recordará en dicho evento quedó herido de bala el policía Manuel R., cuyo estado de salud fue reportado como estable por contactos médicos.

Ante el escenario mandos policiacos recalcaron que no se va a bajar la guardia y se va a detener a quienes incurran en actos delictivos.

jcms