Imagen ilustrativa

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Alfredo Martínez Martiñón).- Al primer cuatrimestre del año se confirma en Michoacán la disminución en demandas por delitos de alto impacto como extorsiones y secuestros, no así en las de homicidios, según se desprende de cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

De enero a abril, nuestra entidad acumula sólo siete averiguaciones previas por extorsión, con lo que en dicho periodo se ubica entre las cinco entidades del país con menores registros de tal ilícito, empatada en casos a Campeche. Incluso, durante abril no hubo casos reportados.

Sólo es superada por Chihuahua, que lleva cinco; Nayarit, con tres; Guanajuato, uno y Tlaxcala sin ninguna.

Por el contrario, quienes más presentan son Jalisco, al tener 181; Ciudad de México, 206; Estado de México, 213, y Nuevo León, el de mayor incidencia, 217. En total, a los cuatro meses iniciales de 2016, van mil 579.

En cuanto a secuestros, en territorio michoacano suman seis quejas ante autoridades judiciales en el referido lapso, lugar número 14 a nivel nacional, junto a Nuevo León, pero con los números más bajos, donde Aguascalientes, Baja California Sur y Nayarit, hasta el momento no registran ese delito.

A su vez, el Estado de México, Tamaulipas y Veracruz, ocupan los primeros lugares, con 90, 69 y 44, respectivamente, mientras en toda la República Mexicana se contabilizan 419, de acuerdo a datos oficiales de las procuradurías de justicia.

La situación cambia en las demandas por homicidios. En tal aspecto, Michoacán es el segundo en los catalogados como culposos, es decir, donde no existe la intención de cometerlos, con 413, apenas debajo de Guanajuato, que reportó 657. Ambos representan prácticamente el 20 por ciento del total en la nación, pues se alcanzan 5 mil 397.

En los culposos, conocidos también como ejecuciones, nuestro estado es cuarto. Acumula de enero a abril 371 denuncias, lo que arroja un promedio de tres diarias. Arriba están Jalisco (396), Guerrero (692) y Estado de México (728).

Si bien tales delitos -la extorsión y el secuestro- muestran una tendencia a la baja y mantienen la baja incidencia en Michoacán, los comunes como robos a vehículos, a negocios y a transeúntes aumentan, especialmente los perpetrados con violencia.