Sin “cuajar” interlocución entre federación e iglesia sobre el Plan Nacional de Paz: arzobispo

“Ha habido dos o tres expresiones de colaboración, pero no hay algo sistematizado, que hemos venido planteando como una necesidad para poder establecer una forma de interlocución para poder ofrecer nuestras aportaciones como iglesia”, declaró

Por: Sayra Casillas/@SayraCasillas2

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El arzobispo de Morelia, Carlos Garfias Merlos, manifestó que a pesar de que el diálogo ha sido sistemático, en lo que va del gobierno de Andrés Manuel López Obrador no ha logrado “cuajar” la interlocución para definir un proyecto para contrarrestar la violencia y establecer de qué manera colaborará la iglesia católica.

En la rueda de prensa que encabezó este domingo en el Recinto Ferial, el también vicepresidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano omitió hacer un balance sobre lo que ha sido la gestión del tabasqueño, con énfasis en que primero escucharía el informe de gobierno y qué es lo que el mandatario federal destacaría como logros.

“Se plantea la confrontación entre lo que él expresa en todas las mañaneras, que más que suscitar confianza, certidumbre y un camino claro para el país, suscita confusión, polémica, controversia, y, finalmente vamos a esperar a ver sus planteamientos de lo que ve como resultados”, respondió a pregunta expresa.

Garfias Merlos admitió que a pesar de que la iglesia católica no ha dejado de sostener diálogo con el gobierno federal, no hay avances en la coordinación y definición de un proyecto nacional de construcción de paz, para contrarrestar la violencia y la incidencia delictiva.

“Ha habido dos o tres expresiones de colaboración, pero no hay algo sistematizado, que hemos venido planteando como una necesidad para poder establecer una forma de interlocución para poder ofrecer nuestras aportaciones como iglesia… esto no ha logrado cuajar”, dijo.

Por tanto, refirió, como iglesia continúan con la atención a las víctimas de la violencia a través de diez centros de escucha, un grupo de rehabilitación, algunos centros de autoayuda para mujeres, y, escuelas de perdón y reconciliación.

Adelantó que, con el secretario de Educación en la entidad, Alberto Frutis Solís, han dialogado sobre la posibilidad de instrumentar un proyecto de Educación para la Paz en los planteles escolares desde el nivel básico.

El arzobispo fue enfático en el sentido de que la construcción de paz no se da en automático, sino que implica responsabilidad de las autoridades en los tres niveles de gobierno en cuanto a generar condiciones de seguridad y certidumbre entre la población.

CA