Silvano Aureoles Conejo
Silvano dijo que desactivar la movilización del magisterio le corresponde al gobierno federal (Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- A días de vencer el plazo que dio la federación para dispersar recurso a Michoacán y pagar adeudos de prestaciones al magisterio estatal, el gobernador Silvano Aureoles Conejo afirmó que aún no se dispersan alrededor de 600 millones de pesos que se comprometieron por la administración central para solucionar el conflicto.

Mientras tanto, la dirigencia de la agrupación Poder de Base de la SNTE-CNTE aseguró a MiMorelia.com que no cesarán las actividades de protesta sobre las vías férreas de Pátzcuaro, Caltzontzin y Morelia, hasta que se instale la mesa tripartita de negociación solicitada desde septiembre que iniciaron los bloqueos.

En entrevista, el mandatario estatal precisó que la gestión con la federación es permanente y aunque ya se dio un acuerdo para entregar los recursos faltantes y pagar bonos del 2019 y 2020, dijo que desactivar la movilización del magisterio le corresponde al gobierno federal.

«Que la Guardia Nacional nos diga cuándo y lo acompañamos para liberar las vías del tren«, comentó el gobernador tras recordar que el conflicto magisterial se originó porque la Federación sólo entregó 2 mil 900 millones de pesos de 3 mil 500 que se proyectaron con la centralización de la nómina educativa.

Al respecto, Benjamín Hernández, dirigente de Poder de Base de la SNTE-CNTE, consideró que las declaraciones del mandatario sólo complican la situación cuando su obligación es resolver los problemas del estado.

«Nos involucran en un pleito político y económico entre los gobiernos porque en un inicio se mencionaban 2 mil 400 millones de pesos los faltantes para resolver adeudos con el magisterio y ahora se dice que son 600 millones, entonces hay una contradicción», dijo.

Agregó que el magisterio sólo busca establecer una ruta de solución a sus demandas sin cerrazón al diálogo y esperan que en esta semana se defina fecha para instalar la mesa de negociación que, de manera extraoficial, ya se acordó con autoridades de la federación.

Con respecto a los dos docentes que desde el sábado iniciaron una huelga de hambre sobre las vías del tren de Pátzcuaro, el dirigente señaló que uno de ellos ya presentó problemas de salud por presión arterial y se le solicitó abandonar esa actividad que hasta el momento no es necesaria aplicar.

Por: Aned Ayala/rmr