Escuelas
La Secretaría tiene la capacidad suficiente para llevar a cabo dicho procedimiento en las escuelas (Foto: gob.mx)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- A dos meses de que concluya el 2019, aún no hay fecha para que arranque la implementación del Censo en los 11 mil planteles de educación Básica, ya que la Secretaría del Bienestar se encuentra a la espera de que la Secretaría de Educación Pública (SEP) termine el proceso de revisión con el gobierno estatal.

El coordinador de los programas federales en Michoacán, Roberto Pantoja Arzola, aseguró que los 750 Servidores de la Nación están listos para iniciar con el Censo en Michoacán, tal y como lo instruyó el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador con la intención de verificar si el profesor adscrito a ese plantel se encuentra en funciones o frente a grupo.

En entrevista con MiMorelia.com, el funcionario, apuntó que la Secretaría tiene la capacidad suficiente para llevar a cabo dicho procedimiento en las escuelas, pues los Servidores de la Nación visitaron más de un millón de domicilios en la entidad con motivo de integrar los Censos para los programas federales como de adultos mayores o jóvenes, por tanto, insistió en que no habrá mayores problemas para acudir a los 11 mil planteles de educación Básica.

Añadió, que en dado caso de que el número de los Servidores de la Nación sea insuficiente, pedirán apoyo de más personal al gobierno de la República, pues no se pretende contestar personas externas.

Pese a que en dos meses concluirá el 2019, y el proceso de la federalización de la nómina educativa, según el gobernador Silvano Aureoles Conejo estaría completado antes de que finalice este año, Pantoja Arzola resaltó las negociaciones entre el Estado con el secretario de Educación, Esteban Moctezuma Barragán, mismas que aún siguen su curso.

«A nosotros, ya nos dijeron que seremos los encargados de realizar el Censo en Michoacán, pero tenemos que esperar luz verde de la federación para comenzar con la visita en las escuelas», insistió.

El coordinador de los programas federales, hizo un llamado a los maestros de Michoacán a que tengan confianza en el Censo que llevará a cabo la Secretaría del Bienestar, mismo que no será una «cacería de brujas», sino únicamente certificar que el trabajador cumpla con la normatividad establecida por la Secretaría de Educación, pues la intención del gobierno federal es evitar los «aviadores» y la corrupción.

Hace tres semanas, el titular de la Secretaría de la Contraloría del Estado, Francisco Huergo Maurín informó que a mediados del mes de octubre los colaboradores de la Secretaría del Bienestar iniciarían el levantamiento de información en un promedio de 9 mil 500 planteles educativos, sin embargo, aún no existe una fecha precisa.

Pero un mes antes, el mismo funcionario informó a los medios de comunicación que se iniciaría el levantamiento de la información en campo.

«Hay que recordar que en una primera etapa se subieron las cédulas de los maestros a una plataforma de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), proceso en el que detectaron entre 500 y 600 inconsistencias, mismas que habrán de ser cotejadas en la verificación de campo», señaló Huergo Maurín.

Algunos de los casos de maestros que presentaron inconsistencias, se debieron a que no estaban actualizados los cambios de adscripción.

Por: Guadalupe Martínez/AV