Sin precatar que se filtraría información sobre el muro (Foto: @RabbiShmuley)

Por: Alina Espinoza

Estados Unidos (Rasainforma.com).- La visita de un amigo de Steve Bannon, el estratega en jefe del presidente de Estados Unidos, en la Casa Blanca resultó una curiosa filtración accidental de la obsesión del gobierno sobre el muro fronterizo.

El rabino Shmuley Boteach se fotografió junto a Bannon en la residencia presidencial y decidió compartir la experiencia a través de Twitter, pero el problema fue que las imágenes delataban frases escritas en un pizarrón que se encontraba al fondo.

El religioso judío nunca se imaginó que sus selfies podrían resultar comprometedoras para la Casa Blanca.

Tras la publicación de las imágenes, una oleada de reacciones inundó la red social.

El hecho ocurre en medio de un duro revés para los planes de Trump de levantar el muro fronterizo, debido a la imposibilidad de incluir fondos para su construcción en el presupuesto federal que autorizó el Congreso.

Durante las negociaciones, el gobierno de Trump y la mayoría republicana cedieron ante las demandas de los demócratas, que se han negado a incluir un presupuesto para comenzar la construcción del muro o ampliar la fuerza de deportación en la frontera.