La institución no estará en condiciones de gestionar mayores recursos: Medardo Serna (Foto: ACG)

Por: Andrea Hernández/@andy_hermar

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El Consejo Universitario aprobó por mayoría el presupuesto de egresos de la institución para el 2017 con un faltante para operar a lo largo de todo el año de mil 93 millones de pesos y con la certeza de que los recursos ordinarios serán suficientes para tener solvencia económica sólo hasta el mes de septiembre.

En el marco de esta primera reunión de los consejeros nicolaitas, la Comisión de Presupuesto y Control dio a conocer que el recurso con el que cuenta la institución para operar este año es de 2 mil 979 millones de pesos, de los cuales 2 mil 555 millones de pesos corresponden los subsidios de sostenimiento otorgados por la federación y el estado, mientras el resto corresponde a lo proyectado por ingresos propios y otros medios de subsidio.

Al respecto se detalló que de los aprobado por los subsidios ordinarios, se tomó recurso para cubrir la quincena 24 por un monto 100 millones de pesos, así como 108 millones más para cubrir el pago del aguinaldo a todo el personal Nicolaita, por lo que al mes de enero se registró un disponible de 2 mil 779 millones de pesos.

Se indicó que de acuerdo con los análisis de las finanzas de la institución, para la operatividad de misma se requieren 3 mil 581 millones, por lo que el recurso ordinario disponible será suficiente para cubrir los compromisos laborales y la operatividad de la Casa de Hidalgo hasta el noveno mes del año.

Para el último trimestre se requieren mil 93 millones de pesos, cantidad que se traduce al déficit de la institución proyectado para este año.

A decir del rector, Medardo Serna González la institución no estará en condiciones de gestionar mayores recursos ante las instancias generales si no se trabaja en el tema de la reforma integral a la ley orgánica, sobre lo que refirió que se tienen avances concretos debido a que en la siguiente sesión se presentará ante el Consejo Universitario un proyecto de reforma administrativa.

Así mismo indicó que «la responsabilidad de la situación financiera no es sólo del rector sino de toda una comunidad que debe abonar a las acciones de austeridad que son necesarias en un año tan complicado financieramente», refirió.