Carlos Herrera Tello
El secretario afirmó que la visión de los ciudadanos con respecto a la estrategia de seguridad se puede convertir en el mejor aliado para lograr cambios necesarios (Fotograma)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El secretario de Gobierno estatal, Carlos Herrera Tello, afirmó que la participación de la sociedad civil es un factor para mejorar las tareas de seguridad pública a través de procesos de comunicación e intervención directa, esto ente escenarios difíciles por la precariedad de recursos para fortalecer las corporaciones policiales.

Como parte del foro «‘Sumemos causas por la seguridad, ciudadanos + policías’ Guerrero, Michoacán y sociedad civil organizado por la organización Causa en Común», el funcionario afirmó que la visión de los ciudadanos con respecto a la estrategia de seguridad se puede convertir en el mejor aliado para lograr cambios necesarios.

Comentó que ante la crisis sanitaria y económica, el próximo año viene con mayores retos por la desigualdad en la asignación de ingresos para los estados y municipios donde uno de los sectores más perjudicados será en materia de seguridad pública y con ello, la búsqueda de herramientas presupuestales para incentivar la profesionalización de los cuerpos policiales.

Lo anterior al advertir que el diagnóstico para Michoacán es complejo ya que sin recursos, los gobiernos locales dejarán de contratar personal para fortalecer las corporaciones municipales y atender las causas que generan la violencia, por lo que se prevé un aumento a los delitos del fuero común y federal en 2021.

En su intervención, el secretario de Seguridad Pública, Israel Patrón Reyes, confirmó que es necesario contar con estructuras y estados de fuerza sólidos para alcanzar el mínimo requerido de 2.8 policías por cada mil habitantes.

“Debe existir calidad y cantidad en el servicio con equipamiento completo: patrullas, uniformes y herramientas, además de capacitación en derechos humanos, prestaciones garantizadas, salarios dignos y el reconocimiento de la sociedad a los servicios prestados, ya que es notorio el desprecio hacia las y los policías”, apuntó.

Destacó que si no se corrige el desempleo, la desigualdad social y económica en los estados, será difícil modificar la situación de criminalidad y continuarán los mismos escenarios de inseguridad.

A lo que consideró necesario crear un programa estatal de seguridad para los siguientes 12 años donde se fije una ruta clara de fortalecimiento institucional para alcanzar el ideal de policías municipales y estatales por número de habitantes.

A su vez el fiscal general del estado, Adrián López Solís, agregó que los recursos que tienen los órganos de justicia para operar y atender la incidencia delictiva no corresponden a la dimensión del reto que tienen las fiscalías.

Detalló que de acuerdo con datos de México Evalúa, en tareas de seguridad en 2019 se invirtieron 88 mil 870 millones de pesos a la Secretaría de Seguridad federal; 36 mil 250 millones para el Poder Judicial y de 43 mil 376 millones de pesos para las fiscalías.

Es decir que por cada peso que recibe la dependencia de gobierno, 62 centavos se destinan a las fiscalías en el caso de Michoacán fueron 28 centavos por cada peso que recibió la Secretaría de Seguridad Pública.

Por: Aned Ayala/rmr