momumento, Constructores, Morelia, consulta, Ayuntamiento, INAH, pueblos indígenas,
La escultura de los Constructores se localiza en la avenida Acueducto (Foto: cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El H. Ayuntamiento de Morelia, a través de la Secretaría de Cultura Municipal y el Consejo Supremo Indígena de Michoacán, realizó el 6 de octubre del año en curso en las instalaciones del Poliforum Morelia, la «Mesa única de trabajo, sobre la escultura de los Constructores», que comenzó con una solicitud realizada hacia el presidente Raúl Morón, en el contexto de la cercana conmemoración del 12 de octubre; a la que se dio respuesta con atención, diálogo y disposición para atender al sector indígena de Michoacán, que se representa en la ciudad de Morelia.

La mesa fue moderada por la secretaria de Cultura de Morelia, la Lic. Cardiela Amézcua Luna y se contó con la participación de Marco Antonio Rodríguez Espinosa, director del Centro del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH Michoacán); Jaime Reyes Monroy, director el Museo Regional de Michoacán (INAH); Pavel Ulianov Guzmán, vocero del Consejo Supremo Indígena de Michoacán (CSIM); Raymundo Ortiz Martín del Campo, abogado de comunidades indígenas; David Daniel Romero Robles, Abogado de Cherán K´eri y Amaruc Lucas Hernández, relator y comunero de Santa Fe de la Laguna.

En la mesa de diálogo, el tema principal fue el análisis del significado que representa la escultura de los Constructores. El posicionamiento del Consejo Supremo Indígena de Michoacán es que se retire el monumento al no representar la dignidad ni los valores de los pueblos indígenas y, que por el contrario, la escultura representa la marginación, la humillación, el genocidio, la explotación, la subordinación, la esclavitud, una sociedad de castas, racista, opresora, y el sometimiento de los pueblos y comunidades originarias de Michoacán.

El representante del INAH Michoacán, Marco Antonio Rodríguez, agregó que el monumento queda fuera del polígono de los monumentos históricos de la ciudad de Morelia, por lo que no tienen inconveniente en la reubicación y a su vez, aboga por la diversidad cultural y lingüística de la capital michoacana y no por una exclusión o segregación cultural.

(Foto: Google Maps)

Por su parte, Jaime Reyes, reconoció la importancia de la figura de Fray Juan de San Miguel, y que el monumento representa desde la fundación de la ciudad, la pluralidad y la diversidad de la sociedad capitalina en una etapa histórica que vivió la sociedad que construyó la ciudad.

Los abogados David Daniel Romeo Robles y Raymundo Ortíz Martín del Campo dieron fundamentos jurídicos que aportan al análisis y la reflexión desde un marco basado en el derecho internacional considerando los acuerdos firmados por México en materia de derechos de los pueblos originarios y los derechos humanos.

Al terminar la mesa de trabajo la responsable de la política cultural del municipio comentó: «El diálogo es precisamente otra forma de intervenir en la resolución de los problemas sociales antes de que se conviertan en conflictos violentos, es el camino pacífico y democrático para un bien común. Podemos capitalizar de múltiples formas las demandas ciudadanas hacia la transformación con diálogo, respeto, inclusión justa y plural. Vamos a presentar un gran programa de consulta, debates, análisis y reflexión con los sectores de la sociedad interesados en la ciudad viva y con una dinámica intercultural, donde la voz de todos sea válida, como lo son los sectores académicos, culturales, sociales y religiosos. Este proceso recién comienza».

Como resultado del diálogo se acordó emprender una serie de acciones que se plasmaron en un documento de buena voluntad que posteriormente fue signado por el presidente de Morelia Raúl Morón Orozco y los integrantes de la mesa de trabajo, con los siguientes acuerdos:

  1. Que se inicia un proceso de consulta con diferentes sectores de la sociedad de Morelia para tomar acuerdos hacia la reubicación del monumento de los Constructores a un Museo de la ciudad de Morelia o en el espacio que determine el INAH, para fines didácticos.
  2. Que el tema de la pluralidad y la interculturalidad sea respetada e incluida desde y en el H. Ayuntamiento de Morelia.
  3. Generar, en adelante, un espacio de diálogo y de debate en torno a personajes y hechos históricos de nuestro pasado y presente Michoacano.
  4. El mensaje del monumento no es aceptable; de modo que, habrá que cambiar con el apoyo de historiadores, artistas y sociedad civil en general, el mensaje que verdaderamente represente a los pueblos y comunidades indígenas de Michoacán.
  5. Evitar en lo sucesivo cualquier tipo de violencia con los pueblos y comunidades indígenas de Michoacana, en la ciudad de Morelia, ya que se considera que un gran número de indígenas radican en la capital Michoacana.

6.- El Ayuntamiento de Morelia respeta los derechos de los pueblos indígenas y lo tratados internaciones, en particular los estipulado en la declaración inicial del Convenio 169 de la OIT, que establece que todas las doctrinas, políticas y prácticas basadas en la superioridad de determinados pueblos e individuos o que la propugnen aduciendo razón de origen nacional o diferencias raciales, religiosas, étnicas o culturales son racistas, científicamente falsas,  jurídicamente invalidas, moralmente condenables y socialmente injustas.

Boletín/SJS