7 días demoran en desaparecer los síntomas (Foto: Referencia)

Por: Guadalupe Martínez/@Guadalupemtzo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Hasta el momento, la Secretaría de Salud en Michoacán (SSM), sólo tiene el registro de siete casos por el virus Coxsackie en menores de ocho años provenientes de la capital michoacana, quienes se contagiaron durante la estancia escolar en instituciones de carácter privado, los cuales fueron atendidos por la dependencia, así lo informó el jefe de Epidemiología y Medicina Preventiva, Víctor Manuel Ortega Baeza, en entrevista exclusiva para MiMorelia.com

(Foto: Guadalupe Martínez)

Tras el repunte de casos en al menos siete estados del país como Tlaxcala, Oaxaca, Hidalgo, Zacatecas, Tamaulipas, Estado de México y Querétaro, donde incluso las autoridades locales han emitido alertas a la población, el funcionario michoacano, aclaró que Michoacán está fuera de un “brote”, y por tanto, los ciudadanos no deben caer en “pánico” por una mala información que se ha estado publicando en redes sociales y otros medios de comunicación.

Informó que los siete casos, fueron detectados y atendidos por la Secretaría a finales de marzo, aproximadamente, a raíz del llamado de los directores de las escuelas privadas; cuatro colegios y tres preescolares ubicados en Morelia, y los pacientes fueron menores de ocho años, quienes se encuentran fuera de peligro, ya que el virus tiene una duración de siete a diez días.

Ortega Baeza, señaló que los casos presentados en las escuelas en Morelia, se originaron principalmente por una mala higiene en el lavado de las manos no sólo de los estudiantes, sino del personal que labora en estas instituciones de educación Básica, pues la mayoría de los menores contagiados con el virus lo adquirieron a través de las heces y por un contacto con objetos contaminados como los juguetes.

Enfatizó en que para esta enfermedad no hay un tratamiento específico, pero cuando se detecte el virus, los padres de familia tienen que llevar inmediatamente a sus hijos a las clínicas y centros de salud para que se les puedan aplicar el analgésico, en este tema, dijo que están prohibidos los antibióticos.

Por lo anterior, el jefe del departamento de Epidemiología y Medicina Preventiva de la SSM, hizo un llamado a los directores y profesores que laboran en guarderías, primarias y colegios a tener más limpios los objetos y las mismas instituciones para evitar más casos de Coxsackie, incluso, dijo que en esta temporada vacacional, se puede aprovechar para desinfectar cada espacio.

El especialista, detalló que los principales síntomas del virus, son: el sarpullido de color rojo que aparece en las manos y pies, para después convertirse en pequeñas ampollas que también aparecen en zonas como los genitales y la boca. Comúnmente, se presenta en bebés y niños, por una mala higiene, por el aumento de la temperatura (arriba de los 38 grados), malestar general y falta de apetito.

En las guarderías, Ortega Baeza informó que el contagio se presenta en la nariz, por la saliva, las mucosas, líquido de las ampollas en manos o pies, la tos, pequeñas gotas de saliva por estornudos o el contacto con objetos contaminados.

“Lo más importante, es que es una enfermedad que se auto limita, pero los padres de familia, tienen que reportar los casos a los centros de salud para que podamos hacer una investigación más detallada y así actuar lo más pronto posible”, resaltó el funcionario.

CA