Representantes del sindicato señalaron el desvío se ha ido acumulando desde el año 2010

Por: Héctor Jiménez/ @Hectorjjmm

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- De finales de 2015 a la fecha el desvío de recursos de terceros institucionales de la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM) ascendió de 981 millones a 1 mil 200 millones de pesos, es decir que en el último año se desviaron más de 200 millones de estos rubros, según información de la Sección XXI del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA).

En conferencia de prensa representantes del sindicato señalaron el desvío se ha ido acumulando desde el año 2010 y corresponde a seguros de vida, fondos para el retiro, créditos para la vivienda, entre otros.

Debido a esta falta de pagos a aseguradoras y otras empresas, hay familias que han sido embargadas, cerca de 70 beneficiarios no han podido cobrar seguros de vida y otras tantas no han podido cobrar sus pensiones y se encuentran en el desamparo, señalaron los sindicalizados.

Adicionalmente hicieron hincapié en que estos desvíos son graves pues principalmente provienen de descuentos que les aplican puntualmente vía nómina pero no llegan a las empresas.

Cuestionado sobre cómo ha sido la afectación de la administración actual en este rubro, el secretario general de la sección sindical, Fabio Meza Alfaro, dijo que ha sido similar a la cometida por administraciones anteriores desde el año 2010.

Yunuen Herrejón Pérez, representante de administración y finanzas del sindicato, detalló que la administración del secretario de salud, Carlos Aranza Doniz, venía realizando lo pagos de manera adecuada, pero esto cambió a finales de 2015 con el ingreso del nuevo delegado administrativo, Hugo Rosales Basurto.

Detalló que recientemente se cubrió el adeudo en lo que respecta al FOVISSSTE pero con recursos provenientes de un fondo diferente al destinado a este programa.

Los sindicalizados también señalaron que se adeudan uniformes y viáticos a los trabajadores.

El sindicato anunció acciones de protesta que arrancan este tres de octubre con un paro laboral administrativo de siete horas, el resto de la semana los trabajadores acudirán a sus labores sin uniforme y el viernes siete de octubre cerrarán la primera etapa de protestas con una marcha de Plaza Morelos hasta Palacio de Gobierno.

Según detallaron, el paro administrativo no afectará los servicios de salud y prevén acciones legales y acercamiento al Congreso Local para que estos adeudos provenientes desde 2010 comiencen a pagarse a la brevedad.