(Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (Boletín).- “Las demandas de justicia que la sociedad michoacana plantea, requieren de la conjunción de esfuerzos mediante la cooperación y colaboración interinstitucionales”, externó Marco Antonio Flores Negrete, presidente del Poder Judicial de Michoacán, al reunirse con Adrián López Solís, fiscal general del estado, en el Palacio de Justicia José María Morelos.

En el encuentro, que contó con la presencia del pleno de magistradas y magistrados del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, así como de los consejeros del Poder Judicial, el magistrado presidente refirió que dicho acercamiento confirma la importancia de la relación que ambas instituciones deben mantener a fin de concretar el derecho constitucional de acceso a la justicia de la ciudadanía.

Señaló que el Poder Judicial es consciente de la trascendencia que reviste la labor de la Fiscalía, así como del impacto que tiene en nuestra esfera de competencias “de ahí que en el marco de esta visita, manifiesto nuestra disposición para identificar las áreas administrativas de oportunidad que permitan una comunicación e interacción más fluida, así como para fortalecer las acciones conjuntas que se puedan desarrollar para hacer más ágil el acceso de la ciudadanía a la justicia”.

Por su parte, Adrián López Solís refirió que asume las tareas de la Fiscalía General de la entidad con la naturaleza de órgano autónomo constitucional y que actualmente se experimenta una etapa en la que se extrae la procuración de justicia de la esfera gubernamental para darle la posibilidad de que, en el ejercicio de la autonomía, se puedan robustecer las características de independencia e indivisibilidad que le corresponden a la función del ministerio público.

Asimismo, coincidió en la necesidad de mantener una comunicación constante con el Poder Judicial, respetando el ámbito de competencias, para mejorar el servicio que se presta a la ciudadanía en términos de impartición y administración de justicia.

ZM