Por ahora, los bomberos se encuentran realizando sus labores para encontrar sobrevivientes (Foto: @Greenpeacanaria)

Por: Alina Espinoza

Brasil (Rasainforma.com).- Este lunes, los bomberos del estado de Minas Gerais confirmaron la muerte de al menos 60 personas por la ruptura de la presa de relaves, que azotó en las oficinas de laminera y el pueblo de Brumadinho.

Hasta el momento, hay cerca de 300 personas desaparecidas y algunos funcionarios declararon que será poco probable encontrarlos con vida.

El fiscal general de Brasil, Raquel Dodge informó que la compañía deberá responder por la catástrofe y ser sometida a un proceso criminal.

Agregó, que los ejecutivos de la firma Vale deberán asumir su responsabilidad de manera personal.

El presidente ejecutivo de Vale, Fabio Schvartsman comentó ayer que las instalaciones fueron construidas de acuerdo a las normas y que los equipos se encontraban estables desde hace dos semanas atrás.

Por ahora, los bomberos se encuentran realizando sus labores para encontrar sobrevivientes y abrir un camino para cruzar algunas partes del pueblo.