violencia de género, mujeres, golpes
De las 215 denuncias solo dos tienen procedimientos sancionatorios (Foto: clinicasanpablo.co)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Desde el 2016 que se instalaron 33 buzones naranjas en las dependencias del gobierno del estado, 215 quejas se presentaron por trabajadoras que denunciaron faltas administrativas y acoso por servidores o funcionarios públicos y a la fecha, solo dos tienen procedimientos sancionatorios.

Con la puesta en marcha del buzón naranja digital en la Secretaría de Contraloría del estado, cualquier acto que vulnere derechos por cuestión de género podrá denunciarse en línea con la garantía de protección de datos personales a las víctimas.

Al respecto el contralor estatal, Francisco Huergo Maurín, explicó que con esta plataforma se permitirá una mayor secrecía en la exposición y seguimiento a problemas internos en las oficinas de gobierno por violencia de género.

“Entre la pena de escribir la queja o denuncia de forma física, se dejan de poner datos que resultan necesarios para establecer un procedimiento de responsabilidad o queja formal, en cambio, cuando se hace a través de una computadora o del celular desde casa o cualquier espacio donde se sientan cómodas, se llenan los formatos adecuadamente”.

Refirió que las 215 denuncias depositadas en los buzones en cuatro años fueron canalizadas a las áreas correspondientes, ya que en la Contraloría sólo se dieron seguimiento a las de tipo administrativo mientras que otras de acoso sexual y laboral se trasladaron a las dependencias como la Secretaría de Igualdad Sustantiva y Desarrollo de las Mujeres (Seimujer).

(Foto: Aned Ayala)

Nuria Hernández Abarca, titular de la Seimujer, agregó que este mecanismo se implementó en cumplimiento a uno de los indicadores nacionales para combatir la violencia de género en los espacios de gobierno.

“Trasladar el buzón físico a línea abre la posibilidad de denunciar y atender factores de la violencia y desde la Seimujer se lleva acompañamiento a las víctimas y se capacita a los servidores públicos para eliminar conductas que vulneren los derechos de las mujeres”.

Comentó que las estadísticas nacionales refieren que 28 por ciento de las mujeres no denuncian porque se normaliza la violencia, 10 por ciento porque no quiere que su familia se entere, seis por ciento no confía en las autoridades, siete por ciento por vergüenza y 14 por ciento porque no sabe dónde denunciar.

Situación que dijo debe cambiar, porque es a partir de la visibilización de la violencia como se puede eliminar y sancionar cualquier manifestación de agresión contra este sector de la población.

Por: Aned Ayala/SJS