auditoría, Michoacán, Morelia, municipio, dependencia
El contralor municipal informó que se han realizado 62 eventos de entrega recepción que incluye cambios de titulares (Foto: gob.mx)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- La Dirección de Auditoría y Evaluación y la Dirección de Auditoría de la Obra Pública de la Contraloría de Morelia han realizado 9 auditorías financieras a dependencias y entidades municipales en las que se emitieron 70 pliegos de observaciones, se han revisado 123 estados financieros de las entidades y tesorerías del período de la presente administración, informó Alberto Sánchez Cárdenas, contralor municipal.

El contralor municipal informó que se han realizado 62 eventos de entrega recepción que incluye cambios de titulares. También se participó en los comités de adquisiciones y obra pública, en 46 licitaciones y concursos de las adquisiciones a las entidades de las dependencias y entidades municipales; y “dentro de la misma dirección nosotros somos los enlaces con la Auditoría Superior de Michoacán (ASM), la Secretaría de Contraloría del Estado (Secoem); la Auditoría Superior de la Federación (ASF); y la Secretaría de la Función Pública (SFP), que son entes fiscalizadores porque son recursos federales sujetos a revisión”.

Dijo que se ha dado seguimiento a tres auditorías hechas a la Secoem, seis auditorías de la ASM y 15 auditorías de la ASF.

Sánchez Cárdenas refirió que se han realizado 48 auditorías a la obra pública, 30 de ellas resultaron con observaciones y recomendaciones que atendiendo, mientras que se encuentran en proceso de investigación 27 obras auditadas, con observaciones no solventadas del ejercicio fiscal 2017.

El contralor de Morelia enfatizó que “no hay tiempos como para decir que en tal tiempo va a haber un resultado porque en todo el proceso los servidores y exservidores públicos también tiene ciertos derechos en cuanto a los tiempos para solventar y comprobar, y en ese sentido hay auditorías del ejercicio 2015 de la ASF, que apenas se están resolviendo, es un proceso largo, pero debe ser debidamente comprobable”.

Por último, expuso que hay asuntos que pueden durar hasta diez años, y que, aunque la prescripción (del delito) es una cuestión contemplada en la ley, y que se estima en siete años, éstos no son contados a partir de que se comete la falta, sino desde la última actuación legal.

Por: Fátima Miranda/R