discriminacion, denuncias en michoacan
La discriminación sigue siendo por motivos étnicos, etarios y de orientación sexual (Foto ilustrativa)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- En lo que va del año, el Consejo Estatal para Prevenir y Eliminar la discriminación y la Violencia en el Estado de Michoacán, ha recibido más de 60 denuncias por discriminación y violación a los derechos humanos en contra de niños, personas con discapacidad, enfermos con VIH, la comunidad lésbico-gay y mujeres. Una cifra superior a la de los tres últimos años, informó el titular, Alberto Hernández Ramírez.

Alberto Hernández Ramírez
(Foto Twitter @QroInmupred)

El funcionario, recordó que en 2016 cuando fue conformado el Consejo en la entidad, apenas recibió diez quejas de ciudadanos que argumentaron ser víctimas de discriminación por autoridades estatales o ciudadanos, en 2017, la cifra aumentó a 35 querellas, en 2018 el número se incrementó a las 48, y de enero a la fecha ya van más de 60 quejas, lo cual a su juicio indica que la gente tienen más confianza en este tipo de organismos.

Hernández Ramírez, dijo que los casos por discriminación o violación a sus derechos humanos se cometen con mayor frecuencia en contra de personas con discapacidad, condición de género, los niños, las mujeres en general y las indígenas, principalmente las que hablan su lengua originaria, los integrantes de la comunidad lesbianas, gays, bisexuales, travestis, transexuales, transgénero e intersexuales (LGBTTTI), y los enfermos de VIH.

A todos estos sectores, se les niegan derechos y accesos a causa de “las barreras físicas y culturales” que existen aún en la sociedad michoacana, dijo, aunado a que también se les niega empleo, acceso a la salud o una mejor calidad de vida.

Sobre el particular, informó que la mayoría de las quejas se resuelven a través del método de conciliación, es decir, las dos partes llegan a un acuerdo para resarcir el daño a la víctima, y con ello se evitan los «resentimientos».

La última encuesta sobre discriminación que se aplicó en Michoacán recientemente, señaló que siete de cada diez personas dijeron haber sido discriminados en la calle, el trabajo, la escuela, en centros comerciales o instituciones gubernamentales. Lamentó que aún son muy pocos los que deciden denunciar, pero confió en que pronto habrá una mayor respuesta.

El servidor público, explicó que una vez que se llega al acuerdo, si existe una institución de gobierno involucrada, hay una obligatoriedad de asumir los programas del Consejo sobre discriminación y derechos humanos.

«Recientemente tuvimos algunos casos de discriminación en personas que padecen VIH por trabajadores del Ejecutivo, según por el desconocimiento a esta enfermedades provocó el acto discriminatorio, pero nosotros inmediatamente lo sancionamos económicamente, pero a su vez, también recibirán de manera permanente cursos de capacitación», comentó.

En su perspectiva, el objetivo es disminuir la discriminación en Michoacán y que la gente tenga más conocimiento sobre la defensa de sus derechos, por ello, esperan que las víctimas acudan con mayor frecuencia al Consejo a presentar quejas y conocer los programas de prevención.

Consideró importante que todos los funcionarios y personas en general hagan valer la Ley, ya que todos son sujetos obligados en torno al respeto de los derechos humanos y por ello, también están obligados a implementar medidas y acciones de prevención.

Por: Guadalupe Martínez/CA