Lentitud en calle Allende y su continuación, Valladolid, a partir de la calle de Galeana y con dirección hacia la plazuela de Valladolid 

 

Accidente en la salida a Charo, justo antes de llegar al Recinto Ferial, a la altura de una gasolinería. Maneje con precaución

 

Complicación vial en Plan de Ayala, cerca del mercado de San Juan, con dirección a San José

 

Congestión vial en libramiento, entre salida a Salamanca y al de Charo, por obras públicas

Surge nueva especie de oso a consecuencia del cambio climático

Los avistamientos del oso grolar son cada vez más comunes y los científicos lo señalan como una de las consecuencias del cambio climático

oso grolar, especie
Las especies híbridas pueden estar en el proceso de seleccionar los mejores rasgos, tanto del oso polar como del oso pardo (Foto: reinoanimalia.fandom.com)

Morelia, Michoacán (MiMorelia).- Una nueva especie de oso hibrido surgió como una de las grandes consecuencias del cambio climático, que impulso migraciones de los osos pardos y los osos polares y ocasionó que se comenzaran a aparear.

Debido a que el hielo del Ártico se está derritiendo como consecuencia del cambio climático, los osos polares hambrientos están emigrando hacia el sur, mientras que el calor empuja a los osos pardos hacia el norte. 

Y como resultado estás dos especies se comenzaron a aparear, lo que dio origen a la nueva especie de “osos pizzly” hibrídos a veces también llamados osos grolar, y según los científicos esta especie pudo llegar para quedarse. 

Según científicos, las especies híbridas pueden estar en el proceso de seleccionar los mejores rasgos, tanto del oso polar como del oso pardo, para darles ventajas en hábitats del norte.

Un estudio encontró un hibrido que nació de un apareamiento grolar con un oso pardo. 

La profesora asociada de ciencias biológicas en la Universidad Vanderbilt de Tennessee, Larisa DeSamtis indicó que los híbridos son capaces de alimentarse de una gama más amplia de alimentos. 

El primer avistamiento de la cruza entre el oso polar y el oso pardo se dio en 2006 en la naturaleza de los Territorios del Noroeste del Ártico canadiense.

Puede identificarse por su pelaje blanquecino y su cráneo más alargado, lo que les permite agarrar presas más fácilmente en el mar.

Desde 2006, los avistamientos del oso grolar son cada vez más comunes, y los científicos lo señalan como una de las consecuencias del cambio climático.

SJS